19 de junio de 2019

La fibrilación auricular, relacionada con mayor riesgo de demencia

La fibrilación auricular, relacionada con mayor riesgo de demencia
PIXABAY/STOCKSNAP - ARCHIVO

   MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La fibrilación auricular (FA) está relacionada con un mayor riesgo de demencia, incluso en personas que no han sufrido un accidente cerebrovascular, según el estudio más grande para investigar la asociación entre ambas patologías en una población mayor.

   Además, el estudio, publicado en el 'European Heart Journal', ha encontrado que los pacientes con FA que tomaban anticoagulantes orales para prevenir los coágulos sanguíneos tenían un riesgo menor de demencia.

   La fibrilación auricular (un latido cardíaco irregular y a menudo anormalmente rápido) es el problema más común del ritmo cardíaco entre las personas mayores, y más de la mitad de los pacientes tienen 80 años o más.

   A medida que las poblaciones envejecen, se espera que la incidencia de FA aumente, y ha habido una evidencia creciente, aunque inconsistente, de que puede contribuir al desarrollo de problemas de pensamiento y demencia.

   El estudio actual evaluó a 262.611 personas de 60 años o más, que estaban libres de FA y demencia en 2004. Los investigadores recopilaron datos de la cohorte Senior del Servicio Nacional de Seguro de Salud de Corea y siguieron a los participantes hasta el final de 2013. Durante ese tiempo, la fibrilación auricular fue diagnosticada en 10.435 de ellos. En aquellos que la desarrollaron, el 24,4% (2.522 personas) desarrolló demencia durante el período de seguimiento, en comparación con el 14,4% (36,322) que desarrolló demencia entre las personas sin FA.

   El profesor Boyoung Joung, profesor de Cardiología y Medicina Interna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yonsei, en Seúl (República de Corea), explica que "las personas que desarrollaron fibrilación auricular tenían un 50% más de riesgo de desarrollar demencia en comparación con aquellos que no desarrollaron la enfermedad; este aumento del riesgo se mantuvo incluso después de que eliminamos a los que sufrieron un derrame cerebral de nuestros cálculos".

   "Esto significa --añade-- que, entre la población general, 1,4 personas adicionales por cada 100 de la población general desarrollarían demencia si fueran diagnosticados con fibrilación auricular. El riesgo se presentó en personas mayores de 70 años".

   "También encontramos que la fibrilación auricular aumentó el riesgo de enfermedad de Alzheimer en un 30% y más que duplicó el riesgo de demencia vascular --continúa el experto--. Sin embargo, entre las personas que desarrollaron fibrilación auricular y tomaron anticoagulantes orales, como warfarina o anticoagulantes sin vitamina K, como dabigatran, rivaroxaban, apixaban o edoxaban, el riesgo de desarrollar demencia posteriormente se redujo en un 40% en comparación con los pacientes que no tomaron anticoagulantes".

   Los investigadores aseguran que se trata del estudio más grande para investigar el vínculo entre la FA y la demencia en personas de 60 años o más que no tenían FA y no habían sufrido un accidente cerebrovascular en el momento de la inclusión en el estudio. El estudio también tiene el seguimiento más largo con un promedio de más de seis años.

   "Con estas grandes cifras, podemos estar seguros de nuestros hallazgos --asegura el profesor Gregory Lip, profesor de Medicina Cardiovascular en la Universidad de Liverpool (Reino Unido) y profesor adjunto en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yonsei--. Creemos que nuestros resultados también pueden aplicarse a otras poblaciones, ya que confirman hallazgos similares de un vínculo entre la fibrilación auricular y la demencia en estudios de personas en países occidentales y europeos".

   "Nuestro estudio sugiere que el fuerte vínculo entre la fibrilación auricular y la demencia podría debilitarse si los pacientes toman anticoagulantes orales --añade--. Por lo tanto, los médicos deben pensar con cuidado y estar más preparados para prescribir anticoagulantes para los pacientes con fibrilación auricular para tratar de prevenir la demencia".

   Finalmente, el profesor Joung concluye que "la prevención de la fibrilación auricular puede ser un medio para reducir la incidencia de demencia. En pacientes con fibrilación auricular, nuestros resultados sugieren que podemos reducir la incidencia de demencia mediante el uso de anticoagulantes --añade--. Se espera que los anticoagulantes sin vitamina K, que tienen un riesgo significativamente menor de hemorragia cerebral que la warfarina, sean más efectivos que la warfarina en términos de prevención de la demencia y esto será respondido por un ensayo clínico en curso".

   Los investigadores señalan que sus hallazgos solo muestran que existe una asociación entre la FA y la demencia, y no que la cause. Sugieren que un posible mecanismo por el cual la FA puede causar demencia es que los pacientes con FA a menudo presentan alteraciones en los vasos sanguíneos de sus cerebros, posiblemente por sufrir mini ictus que son demasiado pequeños para mostrar algún síntoma externo, y este daño cerebrovascular podría estar implicado en la aparición de demencia.

Contador

Lo más leído