6 de agosto de 2009

La FEC recomienda a los pacientes con cardiopatías que eviten el alcohol y los refrescos con gas este verano

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes afectados del corazón deben evitar las bebidas alcohólicas y los refrescos con gas durante el verano aunque deben mantener una buena hidratación como medida preventiva básica para evitar una complicación de su enfermedad, según informó hoy la Fundación Española del Corazón en un comunicado.

Durante los meses de verano la termorregulación corporal se altera y el organismo pierde calor mediante el sudor y la vasodilatación de los vasos sanguíneos periféricos. "Cuando la vasodilatación es excesiva se puede producir un descenso de la tensión arterial con episodios de mareos o síncopes" y, en este sentido, "las personas que padecen cardiopatías tienen más probabilidades de sufrir un descenso de la tensión arterial a consecuencia de su enfermedad y de la medicación que deben tomar", explicó la cardióloga de la FEC, la doctora Nieves Tarín.

Por otra parte, la FEC también recomienda mantener una dieta sana, rica en frutas y verduras, controlando la ingesta de sal, grasas y azúcares, ya que los excesos dietéticos durante estos meses "son una de las principales causas de ingreso hospitalario por descompensación de una cardiopatía", asegura la fundación.

Asimismo, es aconsejable realizar ejercicio físico, continuar con la medicación recomendada por el cardiólogo y viajar con el informe médico en el que se especifica el diagnóstico de la enfermedad que padece.

A este respecto, la FEC señaló que, a la hora de viajar, el paciente "no debe permanecer mucho tiempo inmóvil. Si el viaje es en coche, se recomienda hacer paradas periódicas, sobre todo si se conduce, y para los viajes en avión o en tren, es aconsejable llevar ropa cómoda y caminar de forma periódica para estirar las piernas".