3 de diciembre de 2014

La FAD se felicita por el nombramiento de Alfonso Alonso como nuevo Ministro de Sanidad

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Ignacio Calderón, se felicita por el nombramiento de Alfonso Alonso como nuevo ministro de Sanidad, ya que considera que su "vertiente de técnico" será una buena herramienta para "quitar tensión política y darle esta visión más técnica".

Al nuevo ministro, le ha pedido que haga "el planteamiento más técnico posible" sin influencias de la presión social, ya que así será más fácil que analice el problema actual y le dé la importancia que requiere.

"En el tema de las drogas es un problema vinculado a la presión social y, por lo tanto, el mundo político lo ha tomado con mayor o menos intensidad dependiendo de la intensidad que la sociedad le daba. En los años 80 que había una alarma social enorme, el mundo político estaba detrás porque la calle lo pide; estamos ahora en una situación mucho más complicada porque teóricamente, que no realmente, ha bajado la preocupación", ha explicado a Europa Press.

La FAD tiene una "estrecha relación" con el Ministerio de Sanidad, gracias a su trabajo conjunto con la Delegación del Gobierno en el Plan Nacional de Drogas y desde el INJUVE por el trabajo que el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud hace relacionado con la juventud.

Por otro lado, espera que Alonso siga potenciando en este área al sector privado, "el sector público como gran motor tiene la posibilidad de dinamizarnos a todos y también de exigirnos y pedirnos aportaciones".

En cuanto a la ley del alcohol que está en tramitación por parte del ministerio de Sanidad, Calderón entiende que más allá de su tramitación y de cómo será su desarrollo es importante que "haya tolerancia cero con el consumo en menores".

"La ley supone medidas a corto plazo (sancionadoras, limitativas, etc), aunque quizá lo que deberíamos pedir es que sean menos agresivas pero que se cumplan; se intenta por la vía del miedo producir una reducción de la conducta, pero igual hay que ser más tolerante viendo que estamos en una realizad que hay que modificar", añade.

En su opinión, Alonso debe tener en cuenta de cara al desarrollo de la Ley la importancia de las medidas a medio y largo plazo, "que son las que cambian la conducta social a través de la educación". Para de este modo, conseguir que "los niños se incorporen a la sociedad desde los colegios y las familias con una educación y unos valores que les permite convivir con una realidad".

Para leer más