16 de marzo de 2011

Facua alerta de que 312 modelos de calzado que se venden en España están contaminados con dimetilfumarato

El pasado lunes el Instituto Nacional del Consumo prorrogaba la prohibición de comercializar productos que contengan dimetilfumarato

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Facua-Consumidores en Acción ha alertado de que 312 modelos de 121 marcas de calzado para bebés, niños y adultos que se venden en España están contaminados con dimetilfumarato, una sustancia tóxica que sigue apareciendo dos años después de que fue notificada por primera vez, según la organización.

La primera notificación, según ha detallado Facua, se produjo a finales de diciembre de 2008, la más reciente está fechada el pasado 18 de febrero y la Junta de Andalucía anunció este martes 15 de marzo que ha solicitado que se incluya otro modelo en la lista de calzado tóxico, la que se puede consultar en la red de alerta FACUA.org/calzadotoxico.

En este sentido, la organización recuerda a los consumidores que el dimetilfumarato es una sustancia que puede causar irritaciones graves en la piel (picor, enrojecimiento, erupciones, quemaduras y eczema) además de lesiones oculares y, en algunos casos, articulares, y agrega que, combinada con determinadas patologías, es susceptible de provocar trastornos respiratorios agudos o crónicos.

Finalmente, Facua considera que las acciones informativas para alertar a los consumidores sobre esta sustancia tóxica desarrolladas por el Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Política Social y las autoridades de Consumo de las comunidades autónomas "son escasas" y advierte a los consumidores que hayan adquirido alguno de los modelos contaminados que tienen derecho a devolverlo en el establecimiento donde lo adquirieron.

El Instituto Nacional del Consumo (INC), dependiente del Ministerio de Sanidad, informaba el pasado lunes de su decisión, a través de la resolución de 4 de marzo de 2011, de prolongar la eficacia de la Resolución de 7 de enero de 2010, por la que "se prohíbe la comercialización y disposición en el mercado de cualquier producto que contenga dimetilfumarato". En concreto, esta prohibición se prolonga un año más, hasta el 15 de marzo de 2012.