14 de mayo de 2015

Extremadura lidera el uso de las bombas de insulina por diabéticos, del 11%

Extremadura lidera el uso de las bombas de insulina por diabéticos, del 11%
FEDE

MÉRIDA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La comunidad autónoma de Extremadura se encuentra a la cabeza de las regiones con mayor porcentaje en el uso de bombas de insulina como tratamiento para las personas con diabetes, que se sitúa en el 11 por ciento de los pacientes extremeños, frente al cuatro por ciento de media nacional.

Así se pone de manifiesto en el estudio FENIN 2013, que pone de relieve las "diferencias" entre las distintas regiones en el uso de bombas de insulina.

Según señala la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), los extremeños cuentan con cuatro centros de referencia para la implantación de las bombas de insulina tanto en adultos como en pediatría, que son el Hospital Infanta Cristina de Badajoz, el Hospital de Mérida, el Complejo Hospitalario de Cáceres y el Hospital Virgen del Puerto de Plasencia.

Además, "la mayoría de estos centros, cuenta con un programa estructurado para la correcta implementación de la terapia con bomba de insulina", señala FEDE en una nota de prensa, en la que señala que "una de las claves del alto porcentaje de penetración de la terapia con bomba de insulina en Extremadura está siendo la firme apuesta de los profesionales médicos por este tratamiento".

El presidente de la Federación de Asociaciones de Personas con Diabetes de Extremadura (Fadex), Luis González Martos, ha explicado en este sentido que "aunque los datos de penetración en el uso de las bombas de insulina en Extremadura suponen un referente para el resto de comunidades españoles", todavía "queda un largo trabajo para alcanzar las cifras europeas, referentes en esta materia".

Actualmente, señala González Martos, en la región "no se ponen más bombas de insulina no por la falta de financiación sino por falta de endocrinos en los hospitales de referencia", ya que "no están cubiertas las plazas que tienen los hospitales" así como "por la falta de educadores en diabetes en las consultas de los endocrinos de estas áreas", señala.

En ese sentido, el presidente de Fadex ha reclamado un "mayor compromiso para el fomento de las bombas de insulina como tratamiento para la diabetes", para lo que ha considerado necesaria una "mayor implicación" tanto de los propios pacientes como de los profesionales sanitarios.

Todos ellos "deben trabajar de forma coordinada para aumentar el grado de implantación de esta terapia que mejora el control de la glucosa, la reducción de las hipoglucemias y el descenso en el número de inyecciones", señala.

En pediatría los datos "son aún más alarmantes", apunta Fadex, que señala que frente a la recomendación de la agencia de evaluación de tecnología médica británica NICE de que un 50 por ciento de los niños menores de 12 años con diabetes tipo 1 deberían estar con terapia con bomba, "en España se estima el porcentaje en un tres por ciento, que contrasta muy desfavorablemente con países como Noruega (59%), Eslovenia (75%) y Alemania (45%)".

Y es que, según señalan, hay "claros beneficios" de la terapia con bomba de insulina en pacientes en edad pediátrica, como la "mejora el control de la diabetes tipo 1 y reduce hasta en 4 veces el riesgo de sufrir hipoglucemias, un problema serio, sobre todo por las noches", y también, su uso "consigue reducir los eventos hipoglucémicos hasta un 53% al año en niños con diabetes tipo 1".

Asimismo, el uso de la bomba de insulina en pacientes pediátricos supone una "reducción significativa del número de pinchazos", ya que con este tratamiento "sólo hay que cambiar el equipo de infusión cada dos o tres días, pasando así de una media de 5 inyecciones diarias a una cada tres días", por lo que "se pasa de 150 mensuales a 10".