22 de enero de 2014

La exposición a largo plazo a la contaminación atmosférica, vinculada a eventos coronarios

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La exposición a largo plazo a las partículas en el aire exterior está fuertemente vinculada a ataques cardiacos y angina de pecho y esta asociación persiste en los niveles de exposición por debajo de los límites europeos actuales, sugiere una nueva investigación cuyos resultados publica 'British Medical Journal'.

Los resultados de esta investigación apoyan la reducción de los límites de la Unión Europea para la contaminación atmosférica por material particulado. La contaminación atmosférica por material ambiental se estima que causa 3,2 millones de muertes al año, pero la asociación entre la exposición a largo plazo a la contaminación atmosférica y la incidencia de eventos coronarios sigue siendo controvertida.

En la Unión Europea, el límite anual actual para las partículas con un diámetro de 2,5 micrómetros (micras) o menos, conocidas como PM2.5, es de 25 g/m3, que es muy superior al aplicado en + Estados Unidos (12 g/m3). Un estudio de 2013 que se publicó también en 'BMJ' encontró que las concentraciones promedio de PM2.5 durante un periodo de cinco años en Beijing fueron más de diez veces el valor de referencia de calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud de 10 g/m3.

Un equipo internacional de investigadores, coordinado por la Universidad de Utrecht, en Países Bajos, propuso estudiar el efecto de la exposición a largo plazo a contaminantes transportados por el aire en los eventos coronarios agudos (infarto y angina inestable) en una cohorte de 11 participantes en el 'European Study of Cohorts for Air Pollution Effects' (ESCAPE).

En el estudio, participaron más de 100.000 personas sin antecedentes de enfermedad cardiaca inscritos entre 1997-2007 y seguidos durante un promedio de 11,5 años. Se utilizaron modelos matemáticos para estimar las concentraciones de contaminación atmosférica por material particulado en la dirección residencial de cada participante y un total de 5.157 participantes experimentaron eventos coronarios durante el periodo de seguimiento.

Después de tener en cuenta otros factores de riesgo, incluyendo otras enfermedades, el tabaquismo y los factores socioeconómicos, los investigadores encontraron que un aumento de 5 g/m3 de material de partículas PM2.5 se asoció con un 13 por ciento más de riesgo de eventos coronarios y un incremento de 10microg/m3 de partículas PM10 se asoció con un 12 por ciento más de riesgo de eventos coronarios.

Se detectaron asociaciones positivas por debajo del actual límite europeo anual de 25 g/m3 para PM2.5 y por debajo de 40 g/m3 de PM10 y asociaciones positivas pero no significativas con otros contaminantes. "Nuestro estudio sugiere una asociación entre la exposición a largo plazo a las partículas y la incidencia de eventos coronarios", señalan los autores.

Según los científicos, estas asociaciones se mantuvieron en las concentraciones de exposición por debajo de los límites europeos actuales y sugieren que la carga de morbilidad atribuible al material particulado en el aire libre "puede ser subestimado si sólo se consideran las estimaciones de la mortalidad". Los resultados de este estudio, junto con otros hallazgos, "apoyan reducir los límites europeos de contaminación atmosférica por partículas para proteger adecuadamente la salud pública", concluyen.