28 de diciembre de 2009

Expertos recomiendan descansar un minuto entre cada bocado y utilizar platos pequeños para evitar excesos estas fiestas

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

Especialistas de la Sociedad Española de Hipertensión Arterial-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) recomendaron hoy comer despacio, esperar un minuto entre bocado y bocado y utilizar platos pequeños para reducir la cantidad de comida, como medidas para evitar excesos calóricos durante las comidas y cenas navideñas.

La Navidad es una época "especialmente proclive a las comilonas ricas en sal y grasas que acaban pasando factura a la salud", explicó la SEH-LELHA en un comunicado. En este sentido, los expertos alertan de que "al finalizar el periodo navideño se observa un descontrol generalizado en las cifras de diabetes, hipertensión o trastornos lipídicos (colesterol), lo que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares".

Los pacientes hipertensos deben cuidar especialmente su dieta durante estos días, dado que son más propensos a tener exceso de peso, señalaron. De hecho, según algunos estudios, un aumento en el peso corporal de 10 kilos supone una diferencia de 20 mmHG en la presión arterial sistólica (máxima) y de 10 mmHG en la tensión arterial diástole (mínima), afirmaron.

"En consecuencia, la reducción de peso es uno de los factores más importantes del tratamiento de la hipertensión arterial hasta el punto de que, en muchos pacientes, constituye el único tratamiento, no siendo necesario añadir medicación", apuntó el presidente de la SEH-LELHA, el doctor Pedro Aranda.

A este respecto, la asociación aconseja a los españoles en general y a los hipertensos en particular, que tras las comidas y cenas "copiosas" de estas fechas compensen el exceso de calorías reduciendo la cantidad de alimentos de la siguiente ingesta. Así, "si a mediodía se ha comido mucho, por la noche se debe optar por una pieza de fruta y un yogur", indicaron.

Asimismo, también se recomienda aprovechar las compras navideñas para desplazarse andando o dar un largo paseo al día siguiente de una cena en la que se haya comido de más. Tomar una sopa caliente y abundante antes del plato principal y evitar comer de un plato común, son igualmente medidas eficaces a la hora de reducir la cantidad de comida ingerida estas fiestas, comentaron.