25 de julio de 2006

Expertos y pacientes piden más intensidad terapéutica y más información para controlar el exceso de colesterol

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

Médicos y pacientes pidieron más intensidad terapéutica y más información para controlar el exceso de colesterol en el marco del I Foro Social sobre Colesterol y Enfermedad Cardiovascular celebrado estos días en Torrecaballeros (Segovia), ya que según el informe europeo 'The Stockholm Network', si no se imponen las medidas de control necesarias, en el año 2020 los niveles crecientes de colesterol podrían sumir a Europa "en una crisis sanitaria y social".

En este sentido, los médicos destacaron la necesidad de trabajar no por objetivos económicos, sino de salud, lo que en el caso del colesterol supone utilizar "todas las armas terapéuticas necesarias para alcanzar los niveles de colesterol óptimos para cada paciente".

Asimismo, las asociaciones de pacientes demandaron de todos los agentes sanitarios una mayor información sobre el exceso de colesterol, sus consecuencias para los pacientes de alto riesgo (diabéticos, coronarios y con hipercolesterolemia familiar) y las novedades terapéuticas disponibles para su control.

En España, la enfermedad cardiovascular es la causa del 45% de las muertes en varones y de más del 50% de las mujeres, lo que genera unos costes de casi 7.000 millones de euros al año. Así, según el Estudio Interheart, el colesterol, junto al tabaco, pueden predecir las dos terceras partes de los infartos de miocardio, uno de los principales accidentes cardiovasculares. Sin embargo, aunque los gobiernos europeos han tomado numerosas medidas contra el tabaquismo, "no se ha dedicado la misma atención al control del colesterol", matizaron algunos expertos.

Del mismo modo, médicos de Atención Primaria y Especializada señalaron que se debería imprimir una mayor intensidad terapéutica en el control del colesterol, "con el fin de alcanzar los objetivos de colesterol que establecen las guías internacionales para cada paciente y mantenerlo toda la vida". Igualmente, "sería aconsejable que cada profesional realizara sus propias auditorías con el fin de que ellos mismos pudieran valorar si tienen a sus pacientes bien controlados y si se están utilizando las mejores herramientas terapéuticas disponibles en la actualidad", puntualizaron.

En cuanto a la mejora de la atención al paciente, los especialistas consideraron que deben ser ellos los que exijan a las autoridades sanitarias una mayor cantidad de recursos, ya que España "se encuentra notablemente por debajo de la media europea". Según los profesionales sanitarios, las Asociaciones de Pacientes deberían ser las encargadas de formar e informar a los pacientes para que llevaran a cabo un uso racional de los recursos sanitarios, dado que estos son limitados.

Por otra parte, algunos pacientes reconocieron no seguir al 100% los tratamientos que les prescriben los facultativos; no obstante, señalaron, "los médicos podrían jugar un papel más importante haciendo un mayor seguimiento para prescribir el tratamiento más adecuado en cada caso".

Los pacientes denunciaron, además, la falta de criterio a la hora de prescribir los fármacos actuales para el control del colesterol. Así, "habría que eliminar aquellos que no aportan nada nuevo e informar mejor sobre aquellas novedades que puedan mejorar de manera notable el tratamiento de la doble fuente del colesterol".