18 de marzo de 2014

Expertos españoles investigan un marcador que podría mejorar el pronóstico de los niños con leucemia

Expertos españoles investigan un marcador que podría mejorar el pronóstico de los niños con leucemia
FUNDACIÓN UNO ENTRE CIEN MIL

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El grupo de investigadores, liderado por los doctores Manuel Ramírez Orellana y Ángeles Vicente López, han identificado un nuevo marcador, BMP4, que se asocia a las recaídas en los niños con leucemia linfoblástica aguda (LLA), que no presentan factores de mal pronóstico, y que podría mejorar su pronóstico.

Se trata de una situación que afecta a un 15 por ciento de los pacientes considerados de 'riesgo bajo' o 'intermedio', por lo que estudiar cómo actúa este marcador para adaptar la terapia e identificar nuevos tratamientos es el objetivo de esta investigación.

Para llevarla a cabo, los investigadores han recibido la 'I Beca de la Fundación Uno entre Cien Mil', dotada con 75.000 euros, los cuales han sido recaudados a partir de la colaboración solidaria de más de 20.000 personas en España. Y es que, en España, cada año se diagnostican 1.200 casos de cáncer en edad pediátrica, siendo el más frecuente la LLA.

Aunque los tratamientos actuales consiguen curar al 80 por ciento de estos niños, la recaída supone la quinta neoplasia más frecuente en la edad pediátrica y una de las más letales. "Las recaídas son uno de los grandes temores de los padres. Investigaciones como ésta pueden ayudar a que los niños tengan otro diagnóstico, otro tratamiento y, por tanto, otro pronóstico. Precisamente, la aplicación clínica ha sido uno de los criterios más valorados a la hora de otorgar la beca", ha comentado el presidente de la fundación, José Carnero.

En este sentido, Ramírez Orellana ha asegurado que, en la medida en la que se confirme el valor pronóstico de este marcador (BMP4) y se pueda distinguir a aquellos niños con más riesgo de recaer frente a los que se curan, se podrá utilizar en la práctica clínica como criterio para identificar qué niños necesitan un tratamiento más agresivo. Es decir, matiza, ayudará a administrar un tratamiento más adecuado y a mejorar aún más las tasas de curación.

"Además, los resultados preliminares hacen pensar que las leucemias con alteración en BMP4 pueden tener unas dianas terapéuticas especiales que en este momento no se están utilizando en el tratamiento de las leucemias", ha recalcado el experto.

Para poder llevar a cabo la investigación, los investigadores van a tener que reclutar a 300 pacientes pediátricos con leucemia linfoblástica aguda de todos los centros en España que diagnostica y tratan la leucemia.