17 de febrero de 2006

Expertos alertan del creciente impacto de la hipertensión entre los inmigrantes

VALENCIA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos en las XV Jornadas de la Comunidad Valenciana sobre Hipertensión Arterial y Riesgo Vascular, que se celebran hasta mañana en Canet d'En Berenguer (Valencia), han alertado del "creciente impacto" de la hipertensión arterial en la población inmigrante y reclamaron una "mayor atención" hacia esa problemática.

Esta es una de las conclusiones recogidas en el estudio Integra, presentado en las jornadas y que consistió en un proyecto para estimar la prevalencia y el control de la hipertensión arterial en los pacientes inmigrantes atendidos en atención primaria y en el que se consideraron las variables clínicas, farmacológicas, ambientales, sociales y económicas.

Según el doctor Javier Alonso, coautor del estudio, "aunque el porcentaje global de hipertensión en la población estudiada es similar al de la población española, es remarcable que las etnias hindú, asiática y afroamericana presentan cifras de hipertensión arterial superiores a la media nacional".

El experto destacó, a modo de ejemplo, que esta situación población hindú alcanza casi el 59 por ciento, mientras que asiáticos y afroamericanos están entre dos y tres puntos por encima de la media. Según sus datos, en España, la prevalencia de la hipertensión arterial en personas de entre 35 y 64 años es del 34 por ciento y el estudio demuestra que el 31,3 por ciento de los inmigrantes padece hipertensión.

A pesar de la paridad de datos, Alonso explicó que se debe considerar que las personas del estudio, cuya media de edad ronda los 43 años, "están en la banda inferior de esa gran franja de edad y que, por tanto, es muy posible que la prevalencia real en inmigración sea superior a la media española, sobre todo a medida que aumente la edad".

El estudio recoge datos de 1.498 inmigrantes que fueron estudiados por 212 médicos de primaria de toda España. El autor indicó es necesario conocer la situación de esta parte de la población "sobre todo teniendo en cuenta su aumento significativo en nuestro país" ya que se prevé que en 2025 sean un 20 por ciento del total de habitantes. El trabajo ha permitido diagnosticar a casi un cuatro por ciento de nuevos hipertensos además de revelar que el 27 por ciento de los inmigrantes recibía algún tipo de tratamiento farmacológico y cerca del 41 por ciento presentaba mal control de la tensión.

El autor añadió que los inmigrantes hipertensos bajo tratamiento farmacológico estaban mejor controlados que la población española aunque el problema que se ha detectado es que muchas de las personas objeto del estudio desconocían su situación. Así, dijo, el 33,6 por ciento de los africanos y el 28,9 por ciento de los asiáticos estudiados nunca se había tomado la tensión. Por ello, más de la mitad de los inmigrantes de estos orígenes "desconocía su condición de hipertensos".

Asimismo, más del 40 por ciento de los pacientes declaraba un mal cumplimiento farmacológico del tratamiento antihipertensivo, una cifra similar a las de la población española, aunque el porcentaje de incumplimiento fue mayor en las tres etnias indicadas.