15 de junio de 2009

Experto alerta de que las 'dietas milagro' provocan la pérdida de músculo y el aumento de grasa

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las 'dietas milagro' que no respetan las reglas de una dieta sana y equilibrada provocan la pérdida de músculo y pueden derivar en un aumento de grasa que, a su vez, puede favorecer el desarrollo de enfermedades como la diabetes tipo 2 o hipertensión, alertó el médico nutricionista de la Clínica Sainz Arregui de Bilbao Iñigo Sainz Arregui.

Este experto explicó que en este tipo de dietas --que normalmente son muy bajas en calorías y a veces desequilibradas en nutrientes-- el cuerpo está obligado a consumir sus propias reservas, entre las que se incluyen nuestras proteínas para conseguir energía. "Esto hace que se pierda masa muscular y el agua que acompaña al músculo, que pesan más que la grasa y hacen creer al paciente que ha perdido mucho peso y que va por buen camino", indicó.

Así, al cabo de un tiempo, dado que la dieta suele ser muy extrema o imposible de seguir a largo plazo, el paciente retoma sus hábitos y rompe la dieta y ese músculo perdido se sustituye por grasa. "Ese aumento de grasa conlleva riesgos graves para la salud y el paciente puede acabar desarrollando patologías como diabetes tipo 2 o hipertensión, que pueden derivar en enfermedades cardiovasculares, la primera causa de muerte en España", explicó.

Por ello, este experto destacó que se ha de comer de todo y en cantidades adecuadas, y añadió que "la clave no es quitar alimentos, sino sustituir y compensar", ya que "al ordenar las comidas se aprende a comer y desaparece la ansiedad que acompaña siempre a las dietas".

EL PELIGRO DE COMER POCO

Además, es nutricionista insistió en que comer poco y quitar grupos de alimentos básicos, como los hidratos de carbono, "altera mucho al organismo y disminuye la energía. Tampoco se debe abusar de bebidas carbonatadas, zumos, alcohol, aceite, y otros alimentos que la gente no suele tener en cuenta como parte de su consumo de calorías", apuntó.

De cara al verano es importante aprovechar alimentos de temporada e incorporar a la dieta muchas frutas y verduras. "No existen los alimentos con poderes, pero se podría decir que estos grupos casi los tienen", dijo y destacó que "son muy saludables, tienen pocas calorías, muchas vitaminas y minerales, y fibra con un importante efecto saciante".

"Con una dieta que se adapta a la vida del paciente, y no al revés, los buenos resultados son inevitables y se llega a perder entre medio kilo y un kilo por semana, es decir, se pueden llegar a perder hasta cuatro kilos al mes", destacó este experto y apuntó que de esta forma "se adquiere una sensación de control y equilibrio en la alimentación que se mantiene para toda la vida".

En cuanto al ejercicio físico, subrayó que ha de estar unido a la dieta para bajar peso de forma saludable. "Es casi imposible mantener el peso perdido sin hacer ejercicio, por eso es muy importante seguir la recomendación de realizar actividad física moderada-intensa, acumulando entre 30-60 minutos al día, la mayoría o todos los días de la semana", dijo.