5 de agosto de 2019

Expertas indican una relación entre las primeras interacciones del menor y la capacidad de aprendizaje

Expertas indican una relación entre las primeras interacciones del menor y la capacidad de aprendizaje
El programa de refuerzo educativo llegará a 210 centros.DGA - ARCHIVO

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

Existe una conexión entre las experiencias tempranas tras el nacimiento de un menor y su futura capacidad de aprendizaje y su bienestar mental, según las psicólogas del Centro de Tratamiento Avanzado Psicológico de Madrid.

Las expertas han explicado que durante los primeros 1.000 días del menor se desarrolla el 85 por ciento de su capacidad cerebral. Su correcto desarrollo dependerá de la calidad de sus primeras interacciones con su entorno socio-afectivo y, en concreto, con sus personas de referencia, las figuras que ejerzan como cuidadoras.

Así, las psicólogas aseguran que para potenciar el pleno desarrollo emocional del menor, de manera que crezca sabiendo relacionarse, es fundamental que durante sus dos primeros años de vida las familias fomenten alta estabilidad emocional logrando así un apego seguro.

"El apego seguro es un sistema de protección que desarrollan los bebés durante su primer año de vida y favorece sus competencias sociales, clave tanto en el comienzo del ámbito escolar, como en etapas posteriores de socialización", han indicado las expertas.

El papel de las familias en este sentido, han explicado, es favorecer la construcción del apego seguro o seguridad emocional "traduciendo el mundo del menor y sus necesidades y aportándole la estabilidad y seguridad afectiva necesaria".

Sin embargo, las psicólogas de Centro TAP aseguran que es habitual que las familias no sean expertas en crianza. "Tras el nacimiento del niño, muchas familias sufren episodios de estrés y ansiedad debido a pensamientos del tipo 'esto es más difícil de lo que pensaba', '¿Por qué llora ahora?' 'No sé qué hacer' o 'esto es agotador', 'no tengo tiempo ni para respirar'", ha explicado la psicóloga Patricia Gutiérrez.

El equipo del Centro TAP asegura que las familias necesitan apoyos, claves y estrategias de crianza para asegurarse de que están desarrollando su labor de forma correcta.

"Al igual que nos formamos durante largas temporadas para desarrollar nuestro rol profesional e incluso permanecemos activos, formativamente hablando, durante las carreras profesionales, es importante normalizar la petición de ayuda con respecto a la crianza como parte del proceso de conocer y desarrollar nuestro rol parental", han asegurado las expertas.

En este sentido, Gutiérrez ha defendido el papel de los psicólogos perinatales. "Igual que confiamos el cuidado del desarrollo físico de nuestros menores a los profesionales de la Pediatría, deberíamos confiar el cuidado de su desarrollo emocional a profesionales expertos de la psicología perinatal", ha concluido.

Contador

Lo más leído