2 de julio de 2015

Evolucionamos para ser más inteligentes... y altos

Evolucionamos para ser más inteligentes... y altos
GETTY//00MATE00

MADRID, 2 Jul. (INFOSALUS) -

   Charles Darwin y su teoría de la evolución mediante selección natural no pasa de moda. La evolución del ser humano hasta el hombre contemporáneo ha experimentado un proceso permanente de cambios, desde el primate hasta nuestros días, más de 65 millones de años atrás, hemos sufrido una trasformación donde la preservación de las razas más fuertes ha sido clave.

   DARWIN Y LA EVOLUCIÓN NATURAL

   Una nueva investigación ahonda en esta teoría, ya que sugiere que las personas han evolucionado para ser más inteligentes y más altos que sus predecesores. Así, los que han nacido de padres de diversos orígenes genéticos tienden a ser más altos y poseen habilidades de pensamiento más nítidas que otros.

   Los investigadores de este trabajo internacional, financiado por el Consejo de Investigación Médica de Reino Unido y publicado en la revista 'Nature', analizaron la salud y la información genética de más de cien estudios realizados en todo el mundo. Estos análisis incluían detalles sobre más de 350.000 personas de comunidades urbanas y rurales.

UNA MAYOR DIVERSIDAD GENÉTICA ESTÁ ASOCIADA A UNA MAYOR ALTURA

   El equipo encontró que una mayor diversidad genética está vinculada a una mayor altura, además de que se asocia con mejores habilidades cognitivas y mayores niveles de educación. Sin embargo, la diversidad genética no tuvo ningún efecto en factores como la presión arterial elevada o los niveles de colesterol, que influyen en las posibilidades de desarrollar enfermedades del corazón, diabetes y otros trastornos.

   Investigadores de la Universidad de Edimburgo, en Escocia, examinaron toda la genética de los individuos e identificaron los casos en los que las personas habían heredado copias idénticas de genes tanto de su madre como de su padre, un indicador de que sus antepasados estaban relacionados.

   En los pocos casos en los que se produjo esa situación en los genes de una persona, se vio una mayor diversidad genética en su herencia y que ambos lados de su familia era improbable que fueran parientes lejanos. Se había pensado que estrechos lazos familiares elevarían el riesgo de enfermedades complejas de una persona, pero los investigadores encontraron que este no es así.

EL PAPEL DE LA DIVERSIDAD GENÉTICA

   Los únicos rasgos que encontraron que estaban afectados por la diversidad genética son la altura y la capacidad de pensar con rapidez. Los hallazgos sugieren que el paso del tiempo y la evolución están favoreciendo personas con un mayor estatura y habilidades de pensamiento más nítidas, pero no afecta a su propensión a desarrollar una enfermedad grave.

   El doctor Jim Wilson, del Instituto Usher de la Universidad de Edimburgo, señala que "este estudio pone de relieve el poder de los análisis genéticos a gran escala para descubrir información fundamental acerca de nuestra historia evolutiva".

   "Nuestra investigación responde a las primeras preguntas planteadas por Darwin en cuanto a los beneficios de la diversidad genética. Nuestro próximo paso será afinar en las partes específicas del genoma que más se benefician de la diversidad", adelante el doctor Peter Joshi, también del Instituto Usher de la Universidad de Edimburgo.

Para leer más