4 de junio de 2020

Cómo evitar el contagio de COVID-19 al salir a la calle, en el ascensor, en el trabajo...

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

Cómo evitar el contagio de COVID-19 al salir a la calle, en el ascensor, en el trabajo...
Ascensor, mujer con mascarilla - RUDI_SUARDI/GETTY - ARCHIVO
h3 class="subsubhead">Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

   MADRID, 4 Jun. (EDIZIONEZ) -

   Poco a poco se va relajando el confinamiento y son más laxas las franjas horarias en las que podemos disfrutar de nuestra libertad en esta nueva normalidad. Ahora bien, hay que seguir alerta porque el virus sigue circulando, no lo hemos extinguido, ni tampoco hay vacuna, y sigue muriendo gente. Debemos todos ser cautos.

    Por todos son conocidas las medidas de protección básicas contra el nuevo coronavirus promovidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y es responsabilidad de todos el mantenerlas mientras COVID-19 no desaparezca totalmente de nuestras vidas:

   1.- Lavarse las manos frecuentemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón. "Mata el virus si está en tus manos", subraya la OMS.

   2.- Adoptar medidas de higiene respiratoria. Al toser o estornudar hay que cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo; tirar el pañuelo inmediatamente y lavarse las manos con un desinfectante de manos a base de alcohol, o con agua y jabón.

   3.- Mantener la distancia social de dos metros.

   4.- Evitar tocarse ojos, nariz y boca. Las manos tocan muchas superficies que pueden estar contaminadas con el virus. Si se toca los ojos, la nariz o la boca con las manos contaminadas, puedes transferir el virus de la superficie a si mismo.

   5.- Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, solicite atención médica a tiempo.

   6.- Uso obligatorio de la mascarilla, emitido por el Ministerio de Sanidad, en "la vía pública, en espacios al aire libre, y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros".

Ahora bien, en nuestro día a día, y conforme nos vamos acoplando a lo que antes era nuestra vida diaria nos van surgiendo ciertas dudas sobre cómo actuar. En 'Manual de Prevención del Coronavirus' (Alienta Editorial), el doctor en Medicina y jefe de Medicina del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Wuhan (China), el doctor Wang Zhou, menciona que a la hora de prevenir el contagio en los espacios públicos hay que tratar de evitar el visitar lugares con grandes multitudes y poca ventilación.

   "En caso necesario de hacerlo debe llevarse mascarilla", y seguir con las recomendaciones dictadas por la OMS. "Conviene reforzar la propia inmunidad y evitar los lugares concurridos y cerrados, así como practicar más ejercicio y mantener unos horarios de sueño regulares. Reforzar el sistema inmunitario es la forma más importante de evitar el contagio", agrega, al mismo tiempo que recuerda que es imprescindible el uso de la mascarilla en los usuarios del transporte público.

   En los ascensores, el experto recuerda que durante el brote de SARS de 2003, el primer nuevo coronavirus, se detectó una incidencia de personas que se infectaron tras compartir ascensor con otras ya infectadas; y es que al tratarse de un espacio cerrado y pequeño, el ascensor conlleva un alto riesgo de transmisión.

   Por eso, y para evitar la propagación del SARS-CoV-2 dice que se deben tomar las siguientes medidas: El ascensor debe desinfectarse todos los días de forma completa y regular con irradiación ultravioleta, alcohol al 75%, o desinfectantes que contengan cloro; se deben minimizar los riesgos de infectarse por estornudos tomando los ascensores sólo si es imprescindible (si podemos, mejor las escaleras, vamos); ponerse mascarilla antes de entrar en el ascensor por si tose otra persona en el interior y no lleva mascarilla; y se deben tomar medidas como cambiarse de ropa y lavarse inmediatamente, después.

   "El ascensor es un lugar cerrado y las partículas se encuentran cómodas y puede ser un lugar de infección. Cuando uno sale a la calle la mejor protección es el espacio abierto. Se puede hacer deporte. En espacios cerrados hay que protegerse porque el virus circula por ahí. Llevar mascarilla siempre, lavarse las manos, seguir los hábitos higiénicos es muy importante, medir las distancias con la gente", sostiene en una entrevista con Infosalus el exasesor de la OMS, el doctor Vicente Soriano.

   El también profesor experto en Epidemiología del área de Ciencias de la Salud y director del Centro Médico de UNIR recomienda así en estos días de pandemia aprovechar al máximo los espacios abiertos, y procurar no tocar más que lo necesario. En espacios como supermercados aconseja igualmente el empleo de guantes desechables.

   Sobre las medidas de higiene a seguir en los lugares de trabajo, el doctor Soriano subraya que en estos se debe priorizar el que se limpien bien; el personal debe cuidar las medidas de distancia; si estás expuesto a gente distinta constantemente ponerte la pantalla o la mascarilla, y lavarte las manos a menudo. De hecho, subraya que los CDC norteamericanos recomienda el empleo de la pantalla si estás 8 horas trabajando, dado que será inevitable no tocarse la mascarilla en ese tiempo y es mucho más cómoda la pantalla.

   "Es un virus muy frágil, no hace falta contratar máquinas de ozono, por imagen da más seriedad, pero el alcohol o la lejía lo limpian muy bien. Con eso hoy día la tasa de transmisión va a ser baja. Va a haber virus porque habrá gente que lo cuida menos, pero no tendrá nada que ver con la primera ola, y pasará siendo un coronavirus más endémico como los otros 4 ya que circulan", celebra el especialista de la UNIR.

   Dicho esto, este experto de la Universidad de La Rioja llama la atención sobre el hecho de que SARS-CoV-2 sea un virus nuevo, sobre el que nadie tenía inmunidad hasta ahora, y que todos lo podemos coger. "Dentro de los que tienen ARN, éste es el mayor conocido. Su tamaño es grande, 30.000 nucleótidos, siendo tres veces menor en el VIH por ejemplo, que tiene 10.000 nucleótidos.

   "Se transmite por gotas al hablar, fumar o estornudar. No son aerosoles como los del sarampión. Emitimos unas gotitas 'de flugge' que pesan y que se transmiten a un metro de distancia y se caen al suelo o en la mesa. Si uno estornuda en la pared del ascensor, y luego el vecino la toca. Si han pasado menos de 4 horas el virus seguirá ahí, y si con las manos nos tocamos la cara podríamos adquirirlo", avisa el epidemiólogo.

   Por tanto, zanja el exasesor de la OMS, debemos tener en cuenta que vamos a vivir unos años con el COVID-19 y lo importante es la prevención, que explicaría "la caída tan fuerte en España en contagios".