21 de octubre de 2009

Un estudio revela que la mitad de la población española está abandonando la dieta mediterránea

MADRID, 21 Oct. (OTR/PRESS) -

Cada vez estamos más lejos de las premisas de la dieta mediterránea. Javier Aranceta, presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), así lo ha explicado durante la presentación del I Salón de la Dieta Mediterránea y Salud que se celebrará del 22 al 25 octubre en Madrid, bajo el lema "Ven y sabrás lo que es bueno". Las palabras de Aranceta bien las corrobora el estudio realizado por la Fundación Dieta Mediterránea.

El estudio señala que España es el cuarto país de la cuenca mediterránea que más se ha alejado de su alimentación tradicional en los últimos 40 años. El informe detalla que la cocina mediterránea "ha perdido presencia en las cociñas españolas". Por ello, Aranceta ha insnistido que el objetivos es "recupera la cocina mediterránea y hacer ver que este tipo de dieta "es la mejor opción y hay evidencias científicas que la señalan como la más saludable".

Luis Serra Majem, catedrático de Medicina Preventiva, ha señalado que "recuperar la dieta mediterránea es un tema tan importante como puede ser el cambio climático". Para Majem las repercusiones de la perdida de este tipo de dieta pueden ser catastróficas ya que la alimentación "no es sólo un reflejo de una serie de alimentos que ingerimos y que nos proporcionan nutrientes y salud". "Lo que tenemos en el plato es la tradición de lo que está en el paisaje; si modificamos la alimentación puede tener repercusión sobre los campos, las tradiciones, las formas de pescar", ha explicado.

"NO SE VALORA" LA COMIDA MEDITERRÁNEA

Otra de las voces que ha salido en defensa de esta dieta ha sido el restaurador Abraham García. Ha afirmado que "no se valora la comida mediterránea". A él se ha unido el presidente de Academia de Gastronomía de Madrid, Miguel Garrido. Éste ha señalado que "es necesario mostrar que es complementario el placer de disfrutar de una buena comida con alimentarse de una comida sana".

Uno de los punto fuertes de la dieta mediterránea, y que apareció recientemente en la publicación "Archivos Generales de Psiquiatría Americanos", es que previene de la depresión. Según diversos estudios la población que tiene una alta adherencia a la dieta mediterránea tiene un 40 por ciento menos de depresiones que las personas que tiene una base alimentaria diferente.