17 de febrero de 2012

Un estudio pone en duda los beneficios del bótox para tratar la migraña

Un estudio pone en duda los beneficios del bótox para tratar la migraña
FLICKR/VANCOUVER LASER&SKINCARE CENTRE

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Un informe del Instituto Nacional para la Salud y Excelencia Clínica de Reino Unido (NICE, en sus siglas en inglés) ha determinado que no hay suficiente evidencia científica de que la toxina botulínica o bótox, utilizado en los tratamientos estéticos para eliminar arrugas, pueda ser realmente efectivo para tratar la migraña crónica. Estados Unidos y Europa dieron luz verde a esta indicación en 2010.

   De hecho, el NICE, encargado de asesorar al Gobierno británico en la aprobación de medicamentos y productos sanitarios, ha solicitado a la farmacéutica que produce este fármaco, Allergan, que presente mejores datos clínicos ya que en junio debe decidir si autoriza su uso en el Servicio Nacional de Salud (NHS, en sus siglas en inglés).

   "Nuestro comité independiente está pidiendo a Allergan que presente información y análisis adicionales como parte de esta consulta pública", según la profesora Carole Longson, directora del Centro de Evaluación de Tecnología de Salud de NICE.

   La migraña crónica afecta al 1,6 por ciento de las personas adultas y, quienes la sufren, presentan periódicamente dolores de cabeza que, a menudo, van acompañados de náuseas, vómitos y problemas con la luz y el ruido. Estas crisis suelen durar al menos 15 días y se producen cada tres meses.

   De momento, no existe ningún tratamiento efectivo para combatir esta enfermedad de ahí que, en 2010, las autoridades reguladoras de Estados Unidos y Europa diesen luz verde al bótox desarrollado por Allergan, que debe inyectarse en al menos 31 puntos de la cabeza y el cuello durante 12 semanas.

   Sin embargo, el mes pasado el NICE decidió revisar los ensayos clínicos realizados con esta terapia para evaluar su eficacia. De este modo, y según informa la BBC, observaron que, "aunque los ensayos clínicos demostraron que tiene cierto beneficio, el nivel de éste es pequeño y los resultados son confusos debido a un enorme efecto placebo".

   "Esto se debe a que las personas que participaron en los ensayos pudieron haberse dado cuenta de que estaban recibiendo bótox, por los efectos secundarios ampliamente reconocidos del fármaco, tales como la parálisis muscular", señala este organismo. Además, la efectividad a largo plazo también es "incierta".

   De hecho, por el momento se desconoce cómo el bótox permite prevenir una migraña crónica, y una de las teorías es que, al relajar los músculos, posiblemente interrumpe las señales de dolor.

"SIN EVIDENCIA, EL FÁRMACO NO SERÁ UNA BUENA INVERSIÓN"

   "Necesitamos tener evidencia suficiente para establecer una asesoría sólida sobre el uso de Botox para la prevención de dolores de cabeza en adultos con migraña crónica", explica Longson, en declaraciones a Europa Press, ya que "sin esta evidencia adicional, no podemos decir al NHS que el fármaco es una buena inversión".

   La decisión, dicen los expertos, podría ser muy frustrante para quienes sufren migraña crónica, ya que no se cuentan con tratamientos efectivos para la enfermedad.

   En este sentido, Wendy Thomas, de la organización The Migraine Trust, ha reconocido a la BBC que "las personas con migraña crónica que reciben bótox ya han probado varios tratamientos preventivos que han fracasado".

   Además, ha advertido de que, "aunque el fármaco no funciona para todos, cuando lo hace puede cambiar la vida".