24 de agosto de 2020

Un estudio explica cómo puede contribuir el sistema inmune a un COVID-19 más grave

Un estudio explica cómo puede contribuir el sistema inmune a un COVID-19 más grave
Atención hospitalaria a un pacientes afectado con la Covd-19. Coronavirus. Asistencia. Hopital. - MORSA IMAGES/GETTY - ARCHIVO

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los investigadores pueden haber dado un paso más para entender cómo el sistema inmunológico contribuye a la grave COVID-19. En un estudio publicado en 'Science Immunology', investigadores del Karolinska Institutet (Suecia) muestran que las llamadas células asesinas naturales (NK) se activaron fuertemente al principio de la infección por SARS-CoV-2, pero que el tipo de activación difirió en los pacientes con COVID-19 moderado y grave. El descubrimiento contribuye a nuestra comprensión del desarrollo de la hiperinflamación en algunos pacientes.

La infección por SARS-CoV-2 puede en algunos casos causar la enfermedad severa de COVID-19. Aunque se cree que esto es parcialmente impulsado por una respuesta inmune innata mal dirigida, muchos aspectos de la respuesta inmune temprana a la infección siguen siendo esquivos.

El estudio analizó muestras de sangre de 27 pacientes con infección COVID-19 moderada (10) y grave (17). Los investigadores también incluyeron muestras de sangre de 17 individuos sanos como grupo de control. El resultado mostró que las células NK se activaron fuertemente en la sangre poco después de la infección.

"El tipo de activación de las células NK detectado difirió considerablemente en los pacientes con enfermedad moderada en comparación con la grave", explica uno de los líderes del estudio, Niklas Björkström. Es probable que el tipo de respuesta de las células NK observado en los pacientes infectados con SARS-CoV-2 con enfermedad moderada sea una respuesta celular NK canónica compartida entre muchos tipos de infecciones virales, según los investigadores.

Sin embargo, los pacientes que desarrollaron COVID-19 severo tenían una composición diferente de células NK que respondían. Las células NK de estos pacientes generalmente tenían una mayor expresión de las proteínas perforina, NKG2C y Ksp37, que según los investigadores reflejan una alta presencia de las llamadas células NK adaptativas. Las células NK adaptables tienen una capacidad aún mayor para matar a las células objetivo en comparación con otras células NK.

Los investigadores están investigando ahora en qué medida la respuesta inmunológica mediada por células NK observada en los pacientes críticamente enfermos podría contribuir a la gravedad de la COVID-19, y en qué medida otras partes de la respuesta podrían ser beneficiosas.

"En conjunto, nuestros hallazgos proporcionan información adicional sobre las reacciones inmunológicas en la infección temprana del SARS-CoV-2 y la consiguiente enfermedad COVID-19. Esperamos que estos conocimientos contribuyan a mejorar el cuidado y el tratamiento de los pacientes con la grave enfermedad COVID-19", concluye Björkström.