Estudiantes optan a un premio internacional con un proyecto para prevenir el inicio de la metástasis

Estudiantes optan a un premio internacional con un proyecto para prevenir el inicio de la metástasis
15 de octubre de 2018 PROMEGA BIOTECH IBÉRICA

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

Estudiantes de Biología Humana e Ingeniería Biomédica de la Universidad Pompeu Fabra y de Ingeniería de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Cataluña optan al premio internacional que anualmente concede en Boston el International Genetically Engineered Machine (iGEM, por sus siglas en inglés) con un proyecto que demuestra la relación entre el inicio de una metastásis y el ácido palmítico.

El galardón, del que se hará entrega entre el 24 y el 28 de octubre, constituye el mayor escaparate a nivel internacional de investigadores en Biología Sintética.

En cuanto al estudio, el papel que juega el ácido palmítico en enfermedades metabólicas y cardiovasculares ya se había descrito, pero recientemente se ha tenido en cuenta su posible implicación en el cáncer, ya que actúa como fuente de energía principal para las células tumorales en el desencadenamiento de la metástasis.

En este sentido, el proyecto tiene el objetivo principal de diseñar una bacteria modificada genéticamente optimizando su metabolismo de ácidos grasos de cadena larga como el ácido palmítico para que su absorción sea lo más eficaz posible.

Esta bacteria haría la competencia a la absorción intestinal del ácido palmítico, reduciendo al máximo sus niveles de concentración en plasma sanguíneo después de la ingesta. El objetivo último es poder crear un probiótico para pacientes con un tumor como tratamiento preventivo de la metástasis.

Los jóvenes inciaron una campaña a través de la plataforma de micromecenazgo Fundación Goteo, y Promega Biotech Ibérica les ha facilitado material de laboratorio y tecnología. Además de con el apoyo de la compañía, el proyecto cuenta con la colaboración del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud, del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Universidad Pompeu Fabra y el Centro de Regulación Genómica.