Cómo el estrés influye en nuestros síntomas de alergia

Cómo el estrés influye en nuestros síntomas de alergia
24 de octubre de 2018 GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / CATINSYRUP

MADRID, 24 Oct. (EDIZIONES) -

Las reacciones alérgicas se producen porque existen en nuestro sistema inmunológico anticuerpos y células específicamente dirigidos a reconocer como extrañas ciertas sustancias externas a nosotros. Cuando contactamos con ellas, este 'sistema de defensas' las reconoce y se desencadena la reacción que nosotros podemos observar.

"A modo de alergia respiratoria (rinitis, conjuntivitis, asma), alimentaria (urticaria, anafilaxia), cutánea, medicamentos, alergia", precisa en una entrevista con Infosalus el doctor Javier Montoro, presidente de las Sociedad de Alergología de la Comunidad Valenciana y miembro de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Dependiendo del tipo de alergia, ésta se manifestará en distintos órganos y la sintomatología será distinta, añade el especialista, indicando también que no existen alergias, sino que sólo existe una enfermedad que se llama 'alergia', que se puede manifestar de distintas formas según a lo que seamos alérgicos, y a cómo nos expongamos a ello.

La manifestación más frecuente de la alergia es la 'respiratoria', en forma de rinitis (picor nasal y ocular, estornudos, moco líquido transparente, congestión); así como el 'asma' (tos seca, opresión al pecho, pitos al respirar, dificultad respiratoria), según describe el alergólogo.

Mientras, precisa que la alergia cutánea se suele manifestar por urticaria (habones que pican que pueden extenderse por todo el cuerpo), angioedema (hinchazón de labios o párpados), dermatitis (atópica, alergia de contacto), alergia a alimentos, medicamentos o a venenos de avispas y abejas.

Una vez que conocemos por qué tenemos reacciones alérgicas, y cuáles pueden ser sus manifestaciones más comunes, el miembro de la SEAIC destaca que el estrés, tanto físico como el emocional, puede empeorar nuestros síntomas de alergia, ya que el sistema nervioso tiene la capacidad de activar las mismas células que se activan en una reacción alérgica, y ello puede en algunos pacientes dificultar el control de la enfermedad. "Esto lo vemos con más frecuencia en alergia cutánea", destaca el miembro de SEAIC.

MEJORAR SÍNTOMAS

Eso sí, el también presidente de las Sociedad de Alergología de la Comunidad Valenciana alerta de que el estrés es parte de nuestras vidas y, como tal, no es malo. "Lo realmente problemático es el 'distrés' o aquella situación en la que el estrés genera problemas y no somos capaces de sobrellevarlos (estrés negativo).

"Evitar ese estrés negativo ayuda en general a mantener una mejor salud puesto que afecta a varios sistemas (cardiovascular, nervioso, digestivo). En el caso de la alergia evitarlo se puede traducir en un mejor control de la enfermedad, pero no es en absoluto en la solución de la enfermedad alérgica, sino sólo un factor que puede en algunos casos empeorarla", advierte el especialista de la SEAIC.

Con el objetivo de mejorar esos síntomas de alergia, el doctor Javier Montoro plantea acudir en primer lugar a un alergólogo para que haga un diagnóstico concreto de aquello a lo que el paciente es alérgico. "El tratamiento se basa en normas de evitación, tratamiento farmacológico y tratamiento inmuno-modulador (vacuna antialérgica). Éste último es el único tratamiento que puede curar la alergia", concluye.

Contador