31 de diciembre de 2018

¿Estreñimiento? ¿Ritmos irregulares? Estos 10 tips te ayudarán

¿Estreñimiento? ¿Ritmos irregulares? Estos 10 tips te ayudarán
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / VCHAL - ARCHIVO

MADRID, 31 Dic. (EDIZIONES) -

Son muchas las personas que presentan problemas a la hora de ir al baño. Bien porque son estreñidas, porque no son capaces de ir al wc estando fuera de su casa, porque simplemente su cuerpo no les permite evacuar con asiduidad, o bien porque no saben cÓmo hacerlo porque en realidad nunca se enseña cómo hacerlo.

En 'Tu Suelo Pélvico. Ese gran desconocido' (Libros Cúpula) la CEO de MAMIfit, Raquel López, alerta a Infosalus de que es necesario aprender a defecar correctamente para cuidar del suelo pélvico, así como la salud anorrectal de las personas, y evitar futuras disfunciones relacionadas con el proceso de defecación.

Según resalta, la pregunta del millón que gira en torno a una correcta defecación es si se hace el número de veces apropiado. " ¿Cuántas veces se debería de ir al baño al día? No hay una respuesta exacta, ni una cifra concreta para marcar la normalidad. (...) Se habla de normalidad ir al baño al menos una vez al día, aunque también vale tres veces al día o tres veces a la semana. Depende de la normalidad de cada uno", aclara.

Esta especialista en suelo pélvico recuerda que la Revista Española de Enfermedades Digestivas establece que se considera que una persona sufre estreñimiento si hace deposición menos de una vez cada 3 días, o bien le cuesta trabajo evacuar las heces más de una de cada 4 veces que va a defecar.

Con todo ello, aborda estos tips que te guiarán sobre una correcta defecación:

1.- Ve al baño cuando sientas la necesidad de ir al baño. Para algunas personas no es fácil poder defecar fuera de su área de confort, como en el trabajo, pero según los expertos es necesario hacerlo.

2.- Aguantar las ganas de hacer caca, igual que pis, hará que el reservorio de heces del recto se dilate y siga acumulando heces hasta la próxima vez que aparezca la sensación. "Si repetimos esta acción durante meses o años el resultado final será el estreñimiento distal. Las heces se acumularán en el recto y éste no será capaz de mandar la señal de llenado al cerebro, porque es a lo que le hemos acostumbrado", advierte la experta.

3.- El apartado anterior se corresponde con el caso de las personas que acuden al baño cada dos o tres días, incluso llegando a defecar en ocasiones sólo dos veces a la semana. En estos casos ve importante comprender que la solución en este caso no estar en tomar laxantes o mucha fibra, si no en reeducar la señal de llenado del recto y acudir al baño siempre ante la primera sensación de llenado.

4.- Utiliza el váter para hacer de vientre de manera correcta. La defecación, como la micción, deben ser un acto pasivo. El problema es que los aseos de Occidente no están preparados para realizar la defecación de manera fisiológica. La mejor forma de ir al baño es en cuclillas. Sólo en esta postura el recto tomará un ángulo adecuado, tipo tobogán, para las heces, y el acto será pasivo.

5.- Ponte un taburete en los pies. De esta manera, la cadera quedará flexionada a más de 90º, creando ese 'efecto tobogán', para que la caca pueda deslizarse sin inconveniente hasta el ano.

6.- No inclines tu cuerpo hacia delante, mantén la espalda recta para no ejercer presión en el abdomen. "La presión que ejerce el abdomen genera una contracción refleja del suelo pélvico y, si esto ocurre, el esfínter anal se cerrará, impidiendo la evacuación. Busca la postura más ergonómica para que no tengas la necesidad de apretar", añade.

7.- No apretar fuerte aguantando la respiración para hacer la fuerza porque el esfínter anal se contrae de manera refleja cuando aumenta la presión en el abdomen. "Es contraproducente apretar porque el ano estará más cerrado. Cuanto más aprieto, más cerrado estará, por lo que más difícil y costoso será defecar y más probabilidad tendremos de lesionar nuestro suelo pélvico, padecer estreñimiento y sufrir hemorroides", alerta López.

8.- No te lleves el móvil, revista, cartas o trabajo al baño si tu intención es defecar. "Simplemente ve, defeca, y vuelve a lo que estabas haciendo. Pasar mucho tiempo sentado en el baño genera presión y tensión en las estructuras y vasos anorrectales que podría generar hemorroides a largo plazo", advierte.

9. Desde la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) recomiendan un horario fijo para ir al wc. "Si te acostumbras cada día a ir al baño a la misma hora, tu organismo adoptará esta rutina diaria y al final conseguirás regularlo. Márcate un horario para ir al baño, pero no te frustres si no lo consigues cada día, se considera normal ir de vientre 3 veces por semana. Si no lo logras en 10 minutos, desiste. Ya lo volverás a intentar", añaden.

10.- Asimismo, subraya que seguir una dieta rica en frutas y verduras, basada en la pauta mediterránea, así como una correcta hidratación y la práctica de ejercicio favorecerán un correcto tránsito intestinal.