18 de septiembre de 2019

Esterilidad e infertilidad no son sinónimos: ¿Cuál es la diferencia?

Esterilidad e infertilidad no son sinónimos: ¿Cuál es la diferencia?
Modern Sperm and Egg IllustrationGETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / RAZVANDP - ARCHIVO

MADRID, 18 Sep. (EDIZIONES) -

Si se busca en el diccionario de la Real Academia Española, la palabra infertilidad verá que carece de definición y remite directamente a la palabra esterilidad. Pero infertilidad y esterilidad no son sinónimos, aunque se suelan utilizar como tal.

"Infertilidad y esterilidad a menudo se confunden", confirma en una entrevista con Infosalus el médico adjunto de la Unidad de Reproducción del Hospital Universitario de Canarias, la doctora Marta Correa Rancel, que agrega que no solo ocurre en español, sino que en la lengua anglosajona también se da esta circunstancia.

Pero la infertilidad y la esterilidad no se afectan al mismo. "La esterilidad es el problema para poder concebir, para que esa pareja se quede embarazada", resume la también profesora asociada de la Universidad de La Laguna (Tenerife). En cambio, en la infertilidad el problema no es para concebir, "la pareja se puede quedar embarazada, pero esa embrión no llega a término", distingue la doctora Correa.

"Las causas son diferentes y las dificultades de ellas hay que actuar de una forma u otra", continúa la experta. En referencia a la infertilidad, la doctora Correa revela "causas muy diversas", como alteraciones de la coagulación o inmunológicas, pero destaca las alteraciones cromosómicas en los embriones o que suelen ser aneuploides.

Puede que haya "hasta un 40 o 50 por ciento de esas modificaciones, solo que nunca llegamos a enterar porque no se analiza cromosómicamente a los embriones", lamenta la doctora Correa.

Por su parte, las causas de la esterilidad pueden explicar "desde un factor masculino a un factor femenino pasado por un factor mixto en el que intervienen los dos", especifica la doctora Correa, que señala que "en nuestro medio, el más común es el masculino seguido del mixto".

En el factor femenino, "las causas pueden ser un síndrome por anovulación, como en el ovario poliquístico, o una baja reserva ovárica porque retrasamos la maternidad por encima de los 35 años", según la experta.

El retraso en la búsqueda de un bebé es, de hecho, algo cada vez más frecuente, avisa a la doctora Correa. "Es verdad que cada vez más se ve que el retraso en la maternidad ocasiona que las mujeres no se queden embarazadas porque tienen una baja reserva ovárica", puntualiza el médico adjunto de la Unidad de Reproducción del Hospital Universitario de Canarias.

EL POTENCIAL REPRODUCTIVO AFECTADO

En este contexto, la doctora Correa alerta sobre el hecho de que el potencial reproductivo de las mujeres con retraso de la edad y el retraso de la maternidad ocasiona problemas. "Las mujeres y, en general, toda la población, pensamos que las mujeres pueden quedar embarazadas a cualquier edad y cuando vemos las famosas que han sido embarazadas con edades superiores a los 40 años pensamos que es habitual", especifica la experta.

"Como hay tratamientos de fertilidad creemos que vamos a poder quedarnos embarazadas a cualquier edad y sin ningún costo adicional", continúa la doctora Correa, que alude al costo psicológico y de esfuerzo. "Lo ideal sería que la mujer se queda embarazada por debajo de los 30, otra cosa es socialmente, culturalmente y laboralmente podríamos", lamenta.

Contador

Lo más leído