6 de octubre de 2009

En España se detectan cada año cerca de 2.000 nuevos casos de cáncer de cérvix, según expertos

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

En España se detectan cada año cerca de 2.000 nuevos casos de cáncer de cérvix, siendo el virus del papiloma humano (VPH) el factor de riesgo más importante para el desarrollo del de cuello de útero o cérvix, según explicaron hoy expertos reunidos en el Foro de Cáncer de Ovario y de Cérvix 2009.

Además, es el segundo tipo de cáncer más prevalente en mujeres mayores de 45 años a nivel mundial, por detrás del cáncer de mama, y junto el cáncer de ovario, "representa alrededor del 8 por ciento de todos los canceres", según explicó el doctor del Instituto Valenciano de Oncología y coordinador foro, Andrés Poveda.

Organizado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el Grupo Español de Investigación en Cáncer Ginecológico (GEICO) y el Grupo Español de Investigación en Cáncer Ginecológico (PSAMOMA) y con la colaboración de GlaxoSmithKline (GSK), el foro abordó el manejo y los avances en estas dos enfermedades.

De entre las novedades, los expertos reconocieron la utilidad de la vacuna. "Esperemos que disminuya la incidencia, pero a día de hoy, todavía debemos investigar nuevos tratamientos para la enfermedad avanzada. En este sentido, la biología molecular es fundamental para la identificación de nuevas dianas y nuevos tratamientos", advirtió Poveda.

A este respecto, destacó el papel de los nuevos fármacos biológicos dirigidos contra dianas terapéuticas como los antiangiogénicos o los inhibidores de las tirosinquinasas entre otros.

CÁNCER DE OVARIO

En el caso del cáncer de ovario no suele presentar síntomas de forma precoz, razón por la que más del 60 por ciento de los casos se diagnostican en fase avanzada. Durante el foro se ha abordado el papel de los programas de 'screening' en cáncer de ovario, en este sentido Poveda subrayó que "no son recomendables, ya que no tenemos suficientes "armas" que lo justifiquen".

Asimismo se han discutido las alternativas terapéuticas disponibles para tratar la enfermedad recurrente, sensible o resistente a platino y el futuro que viene representado por las nuevas terapias biológicas. En la recaída platinoresistente el tratamiento continua siendo la monoterapia, y topotecan es una opción eficaz y segura para este grupo de pacientes.

En cuanto a la investigación que se está haciendo con los fármacos ya conocidos y los nuevos fármacos y nuevas dianas terapéuticas Poveda explicó que "ya están funcionando los antiangiogénicos". Asimismo, se trató también el papel de la cirugía como tratamiento de inicio en el cáncer de ovario, y se concluyó que "el papel de la cirugía sigue siendo "la piedra angular" en la que se tiene que basar el tratamiento del cáncer de ovario".