10 de noviembre de 2015

EPOC: tres de cada cuatro afectados desconocen que lo son

EPOC: tres de cada cuatro afectados desconocen que lo son
EUROPA PRESS

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las estimaciones apuntan a que en España hay más de dos millones de afectados por una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) pero hasta el 73 por ciento aún no está diagnosticado, lo que hace que haya más de 1,5 millones de pacientes que aún no saben que lo son.

"Y, por lo tanto, no reciben ningún tratamiento para su EPOC", ha reconocido el jefe de Servicio de Neumología del Hospital La Princesa de Madrid, Julio Ancochea, durante su participación en el encuentro 'Conversaciones con B.Celli', impulsado por Novartis con el objetivo de intercambiar experiencias y analizar los retos en el diagnóstico y seguimiento de estos pacientes.

A pesar de esta prevalencia, según Bartolomé Celli, neumólogo del Brigham and Women's Hospital de Boston (EEUU), la EPOC es "menos conocida que otras patologías de igual o menor importancia", sobre todo por ser producida en la mayoría de casos por la inhalación del humo del tabaco y por haber sido definida recientemente.

Los principales síntomas de la EPOC son la disnea, la expectoración o la tos y la principal complicación, las exacerbaciones, que se caracterizan por periodos de inestabilidad clínica que tienen un fuerte impacto en la calidad de vida de los pacientes así como en sus relaciones sociales.

"Uno de los objetivos fundamentales a la hora de valorar y controlar a un pacientes con EPOC es el manejo de las exacerbaciones. Estos cuadros afectan al 80 por ciento de los pacientes y constituyen un gran problema de trascendencia social y económica", ha apuntado Ancochea.

Estos procesos son atendidos normalmente en las consultas de Atención Primaria o Neumología, pero alrededor del 7 al 9 por ciento de las exacerbaciones requieren ingreso hospitalario y presentan una tasa de mortalidad que puede alcanzar el 15 por ciento.

Esto hace que "el principal reto actual en la EPOC sea el diagnóstico precoz" y que las estrategias se centren en el control clínico, prevención de exacerbaciones y evitar la progresión de la enfermedad. "El objetivo de los profesionales sanitarios debe ser diagnosticar y tratar la EPOC en sus fases iniciales lo que puede modificar la historia natural del proceso", ha defendido.