13 de febrero de 2014

La gripe ha reducido su actividad a la mitad en dos semanas

La gripe ha reducido su actividad a la mitad en dos semanas
FLICKR/ANIETO2K

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La actividad gripal sigue siendo epidémica en España pero ya registra dos semanas consecutivas de descenso, según datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III. De hecho, en apenas 15 días el número de contagios se ha reducido a la mitad, pasando de 292,6 a 151,24 casos por cada 100.000 habitantes.

   Así se desprende de los resultados del último informe, relativo a la semana del 3 al 9 de febrero, que muestra como la onda epidémica desciende ya en todas las comunidades salvo en Melilla, que señala una evolución estable, y Canarias y Ceuta, que notifican una evolución creciente de la actividad gripal.

   De hecho, el descenso del número de casos por segunda semana consecutiva muestra que quizá la semana del 20 al 26 de enero fuera la que tuvo el pico máximo de incidencia de esta temporada. Además, en todos los grupos de edad se observa un descenso de las tasas de incidencia de gripe, que es "significativo" en los menores de 65 años.

   La región más castigada, una semana más, es Asturias, con 320,2 casos por 100.000 habitantes, seguida de Aragón (245,4), Cataluña (228,5), Canarias (177,8), Castilla y León (171,7) y Navarra (162,3).

   Ya por debajo de la media nacional estarían Castilla-La Mancha (140,4), Cantabria (139,2), Andalucía (136,6), La Rioja (135,9), País Vasco (134,6), Comunidad Valenciana (131,9), Extremadura (125,5), Melilla (91,4), Madrid (84), Baleares (83,3) y Ceuta (82,5), mientras que de Murcia y Galicia no se especifican datos.

   Asimismo, una semana más predomina la circulación del virus de la gripe A, con una circulación mixta de virus A(H1N1)pdm09 y A(H3).

   Pese a este descenso de la actividad, el número de muertes por gripe confirmadas en laboratorio sigue creciendo una semana más, y ya se han notificado 141 fallecimientos.

   El 88 por ciento de los pacientes eran mayores de 44 años (31% pertenecían al grupo de 44-65 años y 57% al de mayores de 64 años) y llama la atención que, mientras el 86 por ciento de las defunciones por el subtipo A(H3) se produjeron en los mayores de 64 años, el porcentaje de defunciones por A(H1N1)pdm09 en este grupo de edad fue del 48 por ciento, y el 50 por ciento fueron en adultos jóvenes.

   Además, el 94 por ciento de los casos fallecidos presentaba alguna enfermedad crónica subyacente y el 66 por ciento (65/99) de los pacientes susceptibles de ser vacunados no habían recibido la vacuna antigripal de esta temporada.

12 BROTES Y MÁS DE 1.500 CASOS GRAVES

   De igual modo, desde el inicio de la temporada 2013-2014 se han notificado un total de 12 brotes de gripe en siete comunidades, y el número de casos graves que requirieron hospitalización asciende hasta los 1.513.

   En cuanto a los brotes, nueve se produjeron en residencias geriátricas, uno en un colegio y dos en otras instituciones de cuidados de larga estancia. Todos ellos, excepto uno, se produjeron en el periodo epidémico de esta temporada gripal.

   La totalidad de los brotes han sido confirmados de infección por virus de la gripe A, siete por virus A(H3) y cinco por virus de la gripe A(H1N1)pdm09, con un tasa de ataque de entre 2 y 33 por ciento.

   En el transcurso de los brotes identificados se han producido 31 hospitalizaciones y 5 muertes, y en ocho de los nueve brotes con información disponible la cobertura vacunal fue mayor del 80 por ciento.

   En lo que respecta a los casos graves, el mayor número de casos se registró en los mayores de 64 años, aunque también se registraron 183 en mujeres en edad fértil (15-49 años), de las cuales el 22 por ciento estaban embarazadas (el 64% en el tercer trimestre de gestación y 33% en el segundo).

   En el 99,7 por ciento de los pacientes se identificó el virus de la gripe A --el 79% fueron virus A(H1N1)pdm09 y el 21% virus A(H3)-- y sólo el 0,3 por ciento fueron provocados por el virus B.

   El 81 por ciento de los pacientes presentaban factores de riesgo de complicaciones de gripe, siendo más prevalentes la enfermedad pulmonar crónica (26%) y la enfermedad cardiovascular crónica (24%), seguidas de diabetes mellitus (21%) e inmunodeficiencia (18%).

   De hecho, el 68 por ciento de los pacientes desarrolló neumonía y el 34 por ciento precisó ingresó en UCI. Además, el 85 por ciento habían recibido tratamiento con antivirales y en el 74 por ciento de los casos el tratamiento se administró pasadas las 48 horas del inicio de los síntomas.

   La vacunación en estos casos también fue baja, ya que el 68 por ciento de los pacientes susceptibles de ser vacunados no lo habían hecho.