26 de octubre de 2014

¿Qué es la epicondilitis o el codo de tenista?

¿Qué es la epicondilitis o el codo de tenista?
GETTY

MADRID, 22May. (INFOSALUS) -

La denominación médica del codo de tenista es 'epicondilitis', ya que estalesión afecta al epicóndilo, que es un resalte óseo en la cara externa del codo donde se insertan los tendones de los extensores delos dedos de la mano y la muñeca.

Según explica a Infosalus el doctor Luis Franco Bonafonte, Secretario General de la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE), la epicondilitis es una tendinopatía (una lesión del tendón) en la zona dondese insertan en el epicóndilo los músculos extensores de la mano y la muñeca. Pueden existir varios mecanismos de lesión, pero el más frecuente e importante se debe a lasobrecarga o 'microtraumatismos' repetidos.

CODO DE TENISTA O EPICONDILITIS

El codo de tenista se da tanto entre deportistas como en aficionados pero es más frecuente en aficionados a los deportes de raqueta aunque también se da entre quienes practican otros deportes como el baseball o el golf.

Además, el portavoz de la FEMEDE señala que existen profesiones que también pueden ser el origen de este tipo de lesiones sobretodo en el caso de actividades laborales manuales como electricistas o carpinteros e incluso derivada del uso frecuente del teclado o el ratón del ordenador.

Desde su experiencia, Franco Bonafonte explica que el codo de tenista es más frecuente entre quienes practican tenis y padell. El especialista señala que aún es más frecuente en hombres que en mujeres por el mayor número de practicantes masculinos de deportes de raqueta en edades medias de la vida.

Los más propensos a padecerla son aquellos deportistas que entrenan durante años y un número importante de horas y es más frecuente por encima de los 30 años, especialmente en los mayores de 40 años.

Aunque como en todas las afecciones médicas existe un componente individual, Franco Bonafonte apunta que en la actualidad es difícil saber en que medida intervienen los factores genéticos en la propensión a la lesión.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA LA EPICONDILITIS?

Su síntoma característico es un dolor en la cara externa del codo que irradia al antebrazo y que aumenta con la presión y con el deporte. El dolor va aumentando progresivamente y si no se trata duele también en reposo y con actividades de la vida cotidiana como abrir con una llave, coger un vaso o una botella o dar un apretón de manos.

El diagnóstico se basa enlos síntomas que refiere el deportista al médico, en la exploración se presenta dolor en el epicóndilo que aumenta con la presión y al levantar (extensión dorsal) la mano de forma voluntaria y con resistencia y con el estiramiento forzado con los dedos de la mano en flexión.

Además, Franco Bonafonte, del Servicio de Medicina del Deporte del Hospital Universitario Sant Joan de Reus (Tarragona) y profesor de la Universidad Rovira i Virgili, aclara que hay que hacer un diagnóstico diferencial con otraspatologías que puedendar los mismos síntomas o similares como la artropatía húmeroradial, la compresión de la rama posterior del nervio radial y el dolor en el epicóndilo de origen cervical.

Para delimitar la extensión de la lesión se utilizan pruebas clínicas complementarias como radiografía, ecografía y, aunque no suele ser frecuente, resonancia.

Si no se trata a tiempo y de formacorrecta, la lesión puede cronificarse.

TRATAR EL CODO DE TENISTA

Los tratamientos más comunes para la epicondilitis se basan en el reposo deportivo, el frío (crioterapia), la analgesia mediante antiinflamatorios o la inmovilización con vendajes funcionales, órtesis (ayudas ortopédicas) o yeso.

En cuanto a la fisioterapia se pueden emplear ultrasonidos, el masaje de Cyriax (masaje trasverso profundo), ejercicios excéntricos, estiramientos u ondas de choque. Si todas estas medidas no funcionan se realizaran infiltraciones y en casos extremos y poco habituales cirugía.

SEIS CONSEJOS PARA PREVENIR EL CODO DE TENISTA

Tanto para prevenir la lesión como durante su recuperación es necesario controlar los factores que favorecen la aparición de la epicondilitis. Para ello, Franco Bonafonte recomienda:

1. Realizar un buen calentamiento, estiramientos y preparación física incluyendo la tonificación muscular del antebrazo (trabajode fuerza -concéntrico y excéntrico-).

2. Mantener una buena hidratación.

3. Vigilar la técnica de los golpes (la forma en la que se juega).

4. El material para el juego se debe de adaptara cada deportista deforma individual y no ser elegido en función de modas o marcas. En este sentido intervienen aspectos como el peso de la raqueta, su empuñadura, la tensión del cordaje o el peso de las bolas.

5. Cuidadocon la superficie de las pistas, ya que las pistas duras y rápidas favorecen la aparición de esta lesión.

6. Por último, es importante estar más atentos cuando el deportista o aficionado reinicia la actividad después de mucho tiempo de inactividad.