27 de noviembre de 2008

Un ensayo del Hospital Germans Trias i Pujol (Barcelona) reduce al mínimo la concentración de VIH en sangre

BARCELONA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un ensayo coordinado por la Fundación IrsiCaixa del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona) ha logrado reducir en un 90 por ciento de los pacientes las concentraciones del material genético del virus del Sida en plasma por debajo de 1 copia por mililitro, según avanzaron hoy los especialistas Bonaventura Clotet y Javier Martínez Picado.

Esta reducción en pacientes, que presentaban 50 copias/ml en plasma y respondían a terapias estándar, se ha conseguido gracias a una intensificación en el tratamiento antirretroviral al que se le ha sumado 'raltegravir' --un inhibidor de la integrasa--. El ensayo se ha basado en una cohorte de 70 pacientes de Can Ruti, el Clínic y el Sant Pau de Barcelona.

Javier Martínez Picado explicó que este resultado se ha dado en los primeros seis meses del estudio, pero que éste tiene una duración total de un año --hasta verano de 2009--. Si al final del ensayo clínico continúan estos buenos resultados, se estudiará si también el virus del Sida se ha reducido en los tejidos, para ver si es posible que el paciente abandone los fármacos. El experto en VIH aseguró que "habrá que ver" si los resultados se mantienen tras un año de tratamiento.

Clotet, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas de Can Ruti, se mostró cauto y recordó que el plasma "es uno de los lugares" en el que puede estar presente el virus, y que luego será necesario mediante biopsias para ver si "no se oculta" en el cerebro o los intestinos, lugares en el que se produce gran concentración de tejido linfático.

Estos expertos participan hoy en el simposio 'Pensando en la erradicación: ¿Es posible ahora?', una jornada en que investigadores de todo el mundo debaten sobre los tratamientos disponibles contra el VIH/Sida y como los inhibidores de la integrasa pueden actuar contra los reservorios virales, depósitos de células latentes en los que se almacena el VIH, ya que no permite que el ADN del virus se integre en los cromosomas del núcleo de la célula.

El uso de estos inhibidores busca que los reservorios virales no se vayan rellenando con células infectadas y progresivamente desaparezcan. Mario Stevenson, de la Universidad de Massachusetts, afirmó que el 'raltegravir' puede acelerar el tiempo para eliminar estos reservorios, pasando de los 70 años "a quizás sólo cinco".

"PRUEBA DE FUEGO"

Buenaventura Clotet aseguró que "se está cerca de poder pensar" en erradicar el virus del Sida y dijo que, pese a que se ha conseguido reducir la carga viral de los reservorios, falta que "se puede interrumpir el tratamiento y el virus no rebrote", lo que Martínez Picado definió como "la prueba de fuego".

Martínez Picado afirmó que para detener la medicación tienen que darse varios condicionantes como son que "no hayan restos de virus en sangre, en las células, en algunas bolsas de tejido y que se pueda rescatar el virus en el laboratorio". "Cuando se cumplan estos condicionantes, se podría pensar en pasar la medicación", añadió.

El especialista de la Fundación IrsiCaixa admitió que en la actualidad la enfermedad "no se cura", pero que los expertos "no tienen proscrito llegar a la curación".