La enfermedad renal aumenta el riesgo de diabetes, según un estudio

La enfermedad renal aumenta el riesgo de diabetes, según un estudio
11 de diciembre de 2017 FLICKR/ TAREQ SALAHUDDIN

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Se sabe que la diabetes aumenta el riesgo de una persona de enfermedad renal. Ahora, un nuevo estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos, sugiere que también sucede lo contrario: la disfunción renal eleva el riesgo de diabetes.

Además, los investigadores dedujeron que un posible culpable de la relación bidireccional entre la enfermedad renal y la diabetes es la urea, un producto de desecho que proviene de la descomposición de las proteínas en los alimentos. Los riñones generalmente eliminan la urea de la sangre, pero puede acumularse cuando la función renal se ralentiza.

Los hallazgos, publicados este luens en 'Kidney International', son significativos porque los niveles de urea pueden reducirse a través de la medicación, la dieta, por ejemplo, al comer menos proteínas, y otros medios, lo que permite un mejor tratamiento y una posible prevención de la diabetes. Este estudio epidemiológico se realizó en colaboración con 'Veterans Affairs St. Louis Health Care System'.

"Sabemos desde hace mucho tiempo que la diabetes es un importante factor de riesgo para la enfermedad renal, pero ahora comprendemos mejor que la enfermedad renal, a través de niveles elevados de urea, también aumenta el riesgo de diabetes --subraya el autor principal del estudio, Ziyad. Al-Aly, profesor asistente de Medicina en la Universidad de Washington--. Cuando la urea se acumula en la sangre debido a la disfunción renal, a menudo se produce un aumento de la resistencia a la insulina y una secreción deficiente de la insulina".

En colaboración con científicos del Centro de Epidemiología Clínica de St. Louis de Asuntos Veteranos (VA, por sus siglas en inglés), los investigadores de la Universidad de Washington examinaron los registros médicos en las bases de datos nacionales de Asuntos Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) para diseccionar la relación entre la enfermedad renal y la diabetes. Evaluaron los registros de 1,3 millones de adultos sin diabetes durante un periodo de cinco años, a partir de 2003.

700 CASOS DE DIABETES ANUALES POR 100.000 PERSONAS CON UREA ELEVADA

Una prueba de sangre común que mide la cantidad de nitrógeno ureico encontrada en la sangre mostró que 117.000 de los que no tenían diabetes, o el 9 por ciento, presentaban niveles elevados de urea, lo que indica una función renal deficiente. "Esa cifra, el 9 por ciento de las personas con altos niveles de urea, se mantuvo relativamente constante con el tiempo --destaca Al-Aly--. También refleja a la población en general".

En general, señala, aquellos con altos niveles de urea presentaban un 23 por ciento más de riesgo de diabetes, una cifra que los científicos determinaron al comparar el riesgo entre aquellos con niveles altos y bajos de urea. En cada año estudiado, los investigadores documentaron nuevos casos de diabetes en 2.989 de cada 100.000 personas con niveles bajos de urea y 3.677 casos nuevos de diabetes entre aquellos con niveles altos de urea.

"La diferencia de riesgo entre niveles altos y bajos es de 688 casos de diabetes cada 100.000 personas cada año --subraya Al-Aly--. Esto significa que, por cada 100.000 personas, habrá 688 casos más de diabetes cada año en aquellos con niveles más altos de urea".