19 de junio de 2006

Empresas.- El uso de 'Revlimid' (Celgene) y dexametasona aumenta el nivel de respuesta en pacientes con mieloma múltiple

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El uso de 'Revlimid' (Celgene) más el corticoide dexametasona aumenta el nivel de respuesta en pacientes con mieloma múltiple (MM), según un estudio presentado durante el XI Congreso Europeo de la Asociación de Hematología (EHA) en Amsterdam (Holanda). Así, el nivel de respuesta con lenalidomida y dexametasona es del 59%, en contraste con el 24% procedente del uso de la dexametasona con el placebo

En este sentido, el estudio demuestra que el nivel de respuesta completa en los pacientes es del 15% comparado con el 3,4% de aceptación que tiene el consumo de dexametasona con placebo. Sin embargo, los efectos secundarios aumentan con esta combinación, entre los que se encuentran la aparición de neutropenia, trombosis y anemia. "La trombosis o embolismo pulmonar aparecían en un 1-4% de los pacientes que utilizaban dexametasona con placebo, pero con el uso de lenalidomida y dexametasona la incidencia está entre el 4-5% de los casos", señaló el jefe de la Medizinische Klinik II del Hospital de St.Johannes en Duisburg (Alemania), el doctor Aristoteles Giagounidis.

Por otra parte, Paul Nicholls, enfermo de mieloma múltiple, quiso destacar su experiencia y señalar que "gracias a 'Revlimid' el nivel de células plasmáticas es normal, el dolor se ha reducido en un 95% y su estado psicológico y emocional es mucho mejor de lo que era antes".

El mieloma múltiple es un cáncer de la sangre en el que las células plasmáticas, elementos constitutivos importantes del sistema inmunitario, se multiplican incontroladamente y se acumulan en la médula ósea. El MM figura en segundo lugar, detrás del linfoma no Hodgkin, entre los cánceres más diagnosticados con una incidencia anual en Estados Unidos de 15.000 casos. Se estima que unos 11.000 individuos mueren al año por esta enfermedad, según un estudio realizado en 2001.

Esta enfermedad afecta, principalmente, a adultos mayores de 65 años. La tasa de supervivencia a los cinco años oscila entre el 10% y el 50%. Además, aproximadamente un 80% de los pacientes sufre lesiones óseas, fracturas y osteoporosis tras el diagnóstico y alrededor de un 40% de los pacientes desarrollará insuficiencia renal.

Aunque la enfermedad es incurable, los importantes avances realizados en el tratamiento han dado lugar a unas tasas de remisión más altas y a la prolongación de la supervivencia (en 20,6 meses en el caso de 'Revlimid') y la calidad de vida, aseguró el doctor Giagounidis.