7 de enero de 2009

Eliminar toxinas con una "dieta depurativa" y pasear durante media hora, claves para combatir los excesos de las fiestas

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

Seguir una "dieta depurativa" de dos o tres días, basada en verduras, frutas, batidos naturales y "mucha agua", y comenzar a practicar deporte con paseos de una media hora --el tiempo a partir del que se comienza a quemar grasa-- es la fórmula para combatir con éxito los excesos de las comidas navideñas, según aconsejó hoy el doctor Francisco Maldonado, director técnico de Nutrición Center.

Para el experto, lo más importante para recuperar la linea después de las Navidades es aumentar el consumo de agua que, según Maldonado, "suele descender de forma drástica con el frío". Después, hay que comenzar a hacer ejercicio "de forma suave", con paseos de unos 30 minutos, ya que pasar del sedentarismo al deporte "puede ser nocivo".

"Pasar del sedentarismo de las fiestas a hacer un deporte podría ser nocivo. Mejor es iniciar la actividad con paseos e ir aumentando el ritmo día a día, ya que, a partir de 30 minutos de caminata, se comienzan a quemar grasas", indicó Maldonado.

Respecto a la comida, lo mejor es realizar "durante dos o tres días", una "dieta depurativa" basada en verduras, frutas y batidos naturales, para después pasarse a la tradicional Dieta Mediterránea, siempre controlando productos como el pan, la pasta, el arroz o los dulces, sobre todo en las primeras semanas.

"Se trata de seguir una dieta equilibrada, no una dieta con menos calorías o que nos obligue a contar los gramos de cada alimento, ya que esto acaba por aburrir", anotó el experto, quién desaconseja abandonar productos como el aceite de oliva, cuyos beneficios hormonales superan a sus calorías y que a la larga, "ayuda a quemar grasa".