14 de agosto de 2019

El ejercicio ralentiza la progresión del cáncer colorrectal y disminuye los efectos secundarios

El ejercicio ralentiza la progresión del cáncer colorrectal y disminuye los efectos secundarios
Intestinos, colonGETTY/SEBASTIAN KAULITZKI - ARCHIVO

MADRID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con cáncer colorrectal avanzado y metastásico que hacen ejercicio moderado mientras reciben quimioterapia tienden a tener un retraso en la progresión de su enfermedad y menos efectos secundarios graves por el tratamiento, según los resultados de un nuevo estudio publicado en la revista 'Journal of Clinical Oncology'.

Incluso el ejercicio de baja intensidad, como caminar cuatro o más horas a la semana, se relacionó con una reducción de casi veinte por ciento en la progresión del cáncer o la muerte en el transcurso del estudio de seis años, que ha sido realizado por investigadores del Instituto Oncológico Dana-Farber y del Hospital Brigham and Women's (Estados Unidos).

En este trabajo, las personas que participaron en algún tipo de actividad física tuvieron una mejora estadísticamente significativa en la supervivencia libre de progresión (SLP). Aunque también observaron un impacto en la supervivencia general, puntualizan que esta mejora "no fue estadísticamente significativo", por lo que consideran que "debe ser estudiada más a fondo."

"Los pacientes físicamente activos en nuestro estudio también parecieron tolerar mejor la quimioterapia. La actividad física total equivalente a 30 o más minutos de actividad diaria moderada se asoció con una reducción del 27 por ciento en las toxicidades severas relacionadas con el tratamiento", señalan los científicos.

Estudios anteriores han encontrado que el ejercicio regular puede reducir el riesgo de recurrencia de la enfermedad y la muerte por cáncer de colon que no ha hecho metástasis a otras partes del cuerpo. Los investigadores dicen que este es el primer estudio que examina las asociaciones entre la actividad física y la supervivencia en el cáncer colorrectal avanzado y metastásico.

DETALLES DEL ESTUDIO

Los pacientes participaron en un estudio de fase 3 de quimioterapia para el cáncer colorrectal avanzado realizado. Un mes después de comenzar el tratamiento, los pacientes fueron invitados a completar un cuestionario sobre su actividad física promedio durante los dos meses anteriores. El número final de participantes incluyó a 1.218 pacientes.

Basándose en las descripciones de los pacientes, los investigadores cuantificaron su actividad física en términos de equivalentes metabólicos equivalentes (MET, por sus siglas en inglés), una medida estándar utilizada en los estudios de investigación del ejercicio. La actividad vigorosa se definió como cualquier actividad que requiera seis o más MET, como correr, andar en bicicleta, jugar tenis, esquiar o nadar. Las actividades no vigorosas incluían caminar, subir escaleras o hacer yoga.

El análisis de los datos reveló una diferencia estadísticamente significativa en la SLP: el tiempo transcurrido desde que el paciente completó el cuestionario antes de que el cáncer progresara o la persona muriera. La diferencia en la SLP fue de casi 20 por ciento a favor de los que hacían más ejercicio.

El análisis también encontró que los pacientes que participaron en 18 o más horas de tratamiento con MET tuvieron una mejora de 15 por ciento en la supervivencia general (muerte por cualquier causa) que los pacientes que participaron en menos de tres horas de tratamiento con MET. Sin embargo, esa diferencia no fue estadísticamente significativa, lo que significa que podría haber sido el resultado de la casualidad.

Contador

Para leer más


Lo más leído