27 de mayo de 2016

El ejercicio físico es fundamental para prevenir diabetes y osteoporosis en celíacos

El ejercicio físico es fundamental para prevenir diabetes y osteoporosis en celíacos
PIXABAY

SEVILLA, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Expertos en entrenamiento deportivo han subrayado este lunes, con motivo del Día Nacional del Celíaco, la importancia de potenciar la práctica de ejercicio físico entre las personas pertenecientes a este colectivo, "particularmente para prevenir la aparición de enfermedades habituales como la diabetes o la osteoporosis, entre otras", según han coincidido en destacar el gerente de Balance Sport Clinic, Mario Gutiérrez, y el vicepresidente de la Asociación de Celíacos de Sevilla (Asprocese), Miguel Crespo.

Ambas entidades han celebrado una jornada informativa en Sevilla cuyo objetivo esencial ha sido "realizar un llamamiento a las personas celíacas sevillanas para que puedan contar con el asesoramiento especializado necesario, así como obtener más información a través su asociación provincial".

Según informan ambas entidades en una nota, la exposición de los beneficios de la actividad física en personas celíacas se ha llevado a cabo mediante diferentes demostraciones y ejercicios, a cargo de entrenadores y profesionales del ámbito médico-deportivo. Como ejemplo, cabe destacar que mediante el ejercicio físico puede lograrse un incremento de masa ósea y reducir el riesgo de fracturas osteoporóticas hasta un 50 por ciento.

Añaden que la enfermedad celíaca es una de las enfermedades de transmisión genética más frecuentes del mundo occidental y "sigue estando infradiagnosticada". Las razones de ello son diversas, según señalan, incidiendo e que se manifiesta clínicamente de múltiples formas y por tanto el diagnóstico involucra tanto a médicos generalistas como especialistas diversos. Asimismo, apuntan que numerosos pacientes, sobre todo en la edad adulta, presentan formas clínicamente leves, que pueden atribuirse a patología funcional o a otras causas muy prevalentes, como puede ser la anemia por pérdidas menstruales.

OSTEOPENIA Y OSTEOPOROSIS

En este marco, explican que a todas aquellas personas que son diagnosticadas de enfermedad celíaca se les recomienda realizarse un examen de densidad mineral ósea (Densitometría), ya que la alteración de la absorción de micronutrientes en el intestino proximal ocasiona con gran frecuencia malabsorción de calcio y vitamina D y, consecuentemente, una pérdida de la masa ósea, que se manifiesta con una mayor prevalencia de osteopenia y osteoporosis y, más raramente, osteomalacia. La prevalencia de fracturas está también aumentada en la enfermedad celíaca, sobre todo antes del diagnóstico o en pacientes con un mal cumplimiento de la dieta.

De todos los modelos que se han orientado a la mejora de la morfología ósea, destaca el efecto positivo del ejercicio físico para preservar y mejorar el pico de masa ósea. "Entre esos modelos los programas cuyos contenidos han sido orientados sobre las manifestaciones de fuerza muscular, los movimientos rápidos y explosivos, han relevado un mayor efecto sobre la salud ósea, que aquellos regímenes simplemente aeróbicos", señalan.

No obstante, subrayan la importancia que tiene para el sistema óseo articular la vinculación de contenidos variados (fuerza, velocidad, equilibrio, así como la memoria, razonamiento, resistencia aeróbica, entre otros), ya que preparan al organismo ante eventuales accidentes o caídas, disminuyen la torpeza motora y mejoran los niveles de autonomía funcional.

Los programas de actividad física orientados a paliar este tipo de problemas se aconsejan que se lleven a cabo con una frecuencia mínima de entre 2-3 días para aquellos adultos nóveles, hasta los 3-5 días en adultos activos. De la misma manera el volumen total de actividad física en este tipo de intervención puede variar entre 6 meses a años.

DIABETES MELLITUS TIPO 1

Balance Sport Clinic aboga por un programa de entrenamiento que combine el uso de ejercicio aeróbico y de fuerza, ya que proporciona mayor beneficio en el tratamiento de pacientes. Los dos tipos de ejercicio proporcionan beneficios por mecanismos diferentes. "Poehlman y Cols demostraron que tanto el ejercicio aeróbico como el ejercicio de fuerza durante seis meses mejoraron la captación muscular de glucosa", incide.

En este estudio, afirma que el aumento de la masa libre de grasa (masa magra) debido al ejercicio de fuerza contribuyó a la captación de glucosa por un efecto de aumento de masa, sin cambio en la capacidad intrínseca del músculo para responder a la insulina. Por otra parte, el entrenamiento aeróbico también incrementó la captación de glucosa pero independientemente de los cambios en la masa muscular o en la capacidad aeróbica máxima, sugiriendo que estos cambios fueron resultado de un incremento de la sensibilidad a la insulina.

PÉRDIDA DE PESO

Igualmente, menciona que los pacientes celíacos tienen una tendencia a la pérdida de peso y delgadez, derivado de diarreas por la intolerancia a los alimentos; así como a un aumento de peso por estreñimiento o mala adsorción de nutrientes. En ambos casos, considera que el ejercicio físico ayudará a regular el peso corporal y mejorar la composición corporal, al aumentar niveles de masa muscular y disminuir porcentaje de masa grasa.

Entre las recomendaciones generales para un estilo de vida saludable, desde Balance Sport Clinic se propone practicar deporte al menos tres días por semana, en sesiones de unos 45 minutos, de manera continuada y con una intensidad adecuada (combinar intensidad moderada y vigorosa), iniciarse en la práctica deportiva de manera progresiva y siempre en manos de profesionales cualificados, y combinar trabajo cardiovascular con trabajo de fuerza, los dos son fundamentales.

Añade que "el trabajo preventivo es fundamental, CORE, Movilidad, descarga, descompresión" y que "es básico para la calidad de vida y longevidad comer adecuadamente, según los principios de la dieta mediterránea y las reglas de los deportistas de élite".

Para leer más