27 de mayo de 2019

El ejercicio de alta intensidad mejora la función cardiaca en diabéticos

El ejercicio de alta intensidad mejora la función cardiaca en diabéticos
GPS IMAGEN Y COMUNICACIÓN - ARCHIVO

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de investigadores de la Universidad de Otago (Nueva Zelanda) ha demostrado que tres meses de entrenamiento con ejercicio de alta intensidad ayuda a mejorar la función cardiaca causada por la diabetes tipo 2 sin cambios en los medicamentos o la dieta.

Este estudio, publicado en el 'Medicine & Science in Sports & Exercise', ha concluido que el ejercicio con la intensidad suficientemente alga puede proporcionar una manera barata y práctica de reducir la pérdida de función cardiaca causada por la diabetes, ha explicado Genevieve Wilson, ex estudiante de doctorado en el centro y autora del estudio.

El entrenamiento de intervalo de alta intensidad implica series cortas de esfuerzo casi máximo. Un ejemplo de ello podría ser correr o subir escaleras, separados por intervalos de intensidad moderada como trotar o caminar rápido. Así, para este estudio se pidió a los participantes que practicará actividad de alta intensidad durante 10 minutos de los 25 que duraba el ejercicio.

Por su parte, Chris Baldi, investigador de la Universidad de Otago y supervisor del trabajo, ha destacado que la incidencia de la diabetes tipo 2 está en aumento y el manejo de esta enfermedad "está paralizando los sistemas sanitarios de todo el mundo". Por ello, ha destacado que el aumento de la capacidad aeróbica a través del ejercicio podría ser la "mejor" prevención para las enfermedades cardiacas y cardiovasculares, que suponen la principal causa de mortalidad en estos pacientes. No obstante, las lesiones causadas en el corazón del diabético pueden reducir su capacidad de entrenamiento.

Así, el estudio ha demostrado que un programa de ejercicios de alta intensidad dirigido a adultos de mediana edad con diabetes tipo 2 era seguro, aceptable y no suponía ningún riesgo para su salud.

De este modo, el doctor Baldi ha concluido que de este trabajo se extraen dos implicaciones clínicas, la primera de ellas es que "los adultos con diabetes tipo 2 se adhieren al entrenamiento de alta intensidad y son capaces de aumentar su capacidad aeróbica y la respuesta del ejercicio ventricular del mismo modo que los adultos no diabéticos" y además ayuda a revertir los cambios de la función cardiaca causados por esta enfermedad.

Contador

Lo más leído