23 de marzo de 2012

La exposición prenatal a la contaminación ambiental del tráfico genera problemas de conducta en los niños

Cuando las madres inhalan PAH, que se libera al aire en la combustión incompleta de combustible fósil como el diesel, la gasolina o el carbón

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La exposición prenatal a un tipo de aire contaminado, denominado hidrocarburo aromático policíclico (PAH, por sus siglas en inglés), puede generar problemas de atención en los niños. Así lo demuestra, por primera vez, el estudio realizado por el Columbia Center for Children's Environmental Health, en la Mailman School of Public Health, publicado 'on line' en 'Environmental Health Perspectives'.

El PAH se libera al aire en la combustión incompleta de combustible fósil como el diesel, la gasolina o el carbón, entre otros. El trabajo, que midió la concentración de PAH en aire y los biomarcadores específicos de PAH de la exposición de la madre y la sangre de cordón umbilical, aumenta la preocupación sobre los riesgos asociados a la exposición a aire contaminado durante el embarazo.

Los investigadores, liderados por Frederica Perera, directora del Center for Children's Environmental Health de la Mailman School of Public Health, siguieron a los hijos de 253 mujeres no fumadoras que vivían en la ciudad y dieron a luz entre 1999 y 2006.

En esta muestra, midieron dos indicadores de exposición a PAH: la concentración de PAH en el aire durante el tercer trimestre de embarazo y un marcador biológico específico de exposición del ADN al PAH, medido en sangre de la madre y en la sangre de cordón umbilical de los recién nacidos.

Cuando la madre inhala este aire contaminado durante el embarazo, el PAH puede pasar a través de la placenta y agarrarse a ADN del feto, formando "aductos" en la sangre y otros tejidos y proporcionando una medida biológica de la exposición a polución.

Las madres completaron un detallado test sobre la conducta del niño para este estudio, incluyendo respuestas sobre si el niño sufría ansiedad, depresión o problemas de atención.

Una elevada exposición prenatal al PAH, tanto si se observaba a través de la monitorización personalizada del aire inhalado o por los "adutos" en el cordón del os recién nacidos, se asoció de forma significativa con síntomas de ansiedad-depresión y déficit de atención.

En el aire urbano, las emisiones del tráfico son la principal fuente de polución que se ha medido en este estudio. Todas las madres de la cohorte del Columbia Center for Children's Environmental Health NYC presentaban niveles detectables de PAH en muestras personales de aire prenatal, aunque a variados niveles.