31 de marzo de 2014

La cirugía para perder peso puede ayudar a revertir la diabetes tipo 2 de las personas obesas

La cirugía para perder peso puede ayudar a revertir la diabetes tipo 2 de las personas obesas
FLICKER/JCZART

WASHINGTON, 31 Mar. (Reuters/EP) -

Investigadores de la Clínica Cleveland, en Estados Unidos, aseguran que la cirugía bariátrica para perder peso puede ayudar a algunos pacientes obesos con diabetes tipo 2 a normalizar sus niveles de glucosa en sangre e incluso revertir la enfermedad, logrando que hasta puedan dejar de tomar su medicación a largo plazo.

Así se desprende de los resultados de una investigación publicada en la revista en el 'New England Journal of Medicine' que también se han presentado durante la reunión anual del Colegio Americano de Cardiología que se celebra en Washington (EE.UU).

El trabajo muestra además como la cirugía permitió también a estos pacientes poder renunciar a otros tratamientos para la presión arterial o el colesterol, lo que propició una mejor calidad de vida en comparación con quienes lograron bajar de peso con un cambio en su dieta o gracias a una mayor actividad física.

En este estudio, llamado 'Stampede', participaron 150 pacientes obesos que tenían mal controlada su diabetes tipo 2 desde hace al menos ocho años, y fueron divididos en dos grupos para iniciar un programa para perder peso, bien mediante dos tipos de cirugía bien mediante un control de la dieta y el ejercicio. Todos los pacientes estaban tomando al menos tres medicamentos para la diabetes, y el mismo número para tratar alguna de sus otras dolencias cardiovasculares.

Más de un tercio (37,5%) de los pacientes que se sometieron a un 'bypass' gástrico y una cuarta parte de los que se implantaron un balón intragástrico lograron reducir sus niveles de azúcar en sangre por debajo de lo que la Asociación Americana de Diabetes considera que deben estar para dejar de usar el tratamiento (menos del 6 por ciento de hemoglobina glicosilada A1c).

Y después de tres años, sólo del 5 al 10 por ciento de los pacientes seguía utilizando la insulina, en comparación con el 55 por ciento en el grupo que bajó de peso sin cirugía.

"Al principio pensamos que la diabetes era una enfermedad que no podía revertirse, pero ahora nos damos cuenta ahora de que puede haber un tratamiento para acabar con ella en algunas personas, y eso es emocionante", según ha reconocido la doctora Sangeeta Kashyap, una de las principales investigadoras del estudio.

A pesar de que la cirugía bariátrica es un tratamiento no exento de posibles complicaciones, como infecciones o coágulos de sangre, para algunos pacientes obesos puede valer la pena si se puede evitar el peaje que conlleva vivir con diabetes, sobre todo cuando la enfermedad está avanzada, ya que puede favorecer la aparición de enfermedades cardiovasculares y problemas renales que pueden provocar amputaciones o ceguera.

Por ello, añade Kashyap, el hecho de que esta operación pueda revertir la fisiología de la enfermedad es "bastante notable", sobre todo porque como ha demostrado este estudio, los beneficios perduran a largo plazo.