Dormir poco también provoca 'resaca': esta es la causa

Dormir poco también provoca 'resaca': esta es la causa
11 de noviembre de 2018 FLICKR//MEG WILLS - ARCHIVO

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los adultos que duermen seis horas por noche en lugar de ocho presentan una mayor probabilidad de deshidratación, según un amplio estudio realizado por Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos) en colaboración con investigadores chinos, que publica la revista especializada 'Sleep'. La causa estaría relacionada con la forma en que el sistema hormonal del cuerpo regula la hidratación, lo que causaría la sensción de 'resaca' del día siguiente.

Estos hallazgos apuntan a que quienes que no se sienten bien tras una noche en la que han dormido poco tengan en cuenta que su malestar no se deba solo a la falta de sueño sino también a la deshidratación y beban más agua para contrarrestarlo.

Los investigadores observaron cómo el sueño afectaba el estado de hidratación y el riesgo de deshidratación en adultos estadounidenses y chinos. En ambas poblaciones, los adultos que informaron haber dormido seis horas tenían una orina significativamente más concentrada y entre un 16 y un 59 por ciento más probabilidades de estar inadecuadamente hidratados en comparación con los adultos que dormían ocho horas de forma regular durante la noche.

Durante todo el día el cuerpo libera una hormona llamada vasopresina para ayudar a regular el estado de hidratación del cuerpo; también lo hace durante las horas de sueño nocturno, que es en lo que se enfocaron los investigadores para este estudio obervacional.

"La vasopresina se libera más rápidamente en el ciclo del sueño --explica el autor principal, Asher Rosinger, profesor asistente de salud del comportamiento biológico en la Universidad Estatal de Pensilvania--. Entonces, si te estás despertando antes, podrías perder esa ventana en la que se libera más hormona, lo que causa una interrupción en la hidratación del cuerpo".

La deshidratación afecta negativamente a muchos de los sistemas y funciones del cuerpo, incluidos la cognición, el estado de ánimo, el rendimiento físico y otros. La deshidratación crónica o prolongada puede provocar problemas más graves, como un mayor riesgo de infecciones del tracto urinario y cálculos renales.

"Si solo duermes seis horas por noche, puede afectar a tu estado de hidratación. Este estudio sugiere que si no duermes lo suficiente y te sientes mal o cansado al día siguiente, tienes que beber más agua", recomienda Rosinger.

Dos muestras de adultos se analizaron a través de la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición, y una muestra de adultos se analizó a través del Chinese Kailuan Study. Más de 20.000 adultos fueron incluidos en las tres muestras. Los participantes fueron encuestados acerca de sus hábitos de sueño, y también proporcionaron muestras de orina que fueron analizadas por los investigadores para biomarcadores de hidratación.