4 de marzo de 2020

¿Por qué dormimos peor?

¿Por qué dormimos peor?
Young woman lying in bed. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MURAT DENIZ - ARCHIVO

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Solo el 49 por ciento de las personas están satisfechas con la calidad de su sueño, mientras que la preocupación y el estrés son los factores que más afectan a la hora de conciliar el sueño, reflejado en un 33 por ciento de los casos, según la V Encuesta del Sueño realizada por Royal Philips a más de 13.000 adultos en un total de 13 países.

Así, el informe confirma que ha disminuido el porcentaje de personas que está tomando medidas para dormir mejor en relación a los resultados del informe de 2019. Por ejemplo, leer antes de acostarse fue la estrategia más usada para mejorar el sueño en 2019 (39%), aunque en 2020 solo el 28 por ciento ha declarado que lee para dormir mejor. Otras diferencias notables en los hábitos de sueño están relacionadas con las diferencias de edad y género.

"Nos alarma la disminución del número de personas que toman medidas para mejorar el sueño, especialmente cuando todo el mundo valora profundamente su calidad de sueño", ha señalado el líder global de 'Behavior Change, Sleep and Respiratory Care' de Philips, Mark Aloia.

"La falta de sueño afecta a las personas tanto mental como físicamente, por lo que debemos educarles y facilitarles todos los recursos posibles, además de concienciarles de que los esfuerzos al final dan su fruto", ha añadido.

EL DESCANSO EN PAREJA: ¿MEJOR SEPARADOS?

Así, según el estudio, los factores que ponen en riesgo la calidad del sueño son tanto sociales como tecnológicos. En este sentido, cuando se trata de relaciones, el 36 por ciento de las personas con una pareja está de acuerdo en que a veces duermen por separado para mejorar el sueño, mientras que el 30 por ciento confirma que la dificultad para dormir de su compañero está afectando directamente a su relación.

Además, a pesar de que las recomendaciones de los expertos dicen lo contrario, casi cuatro de cada diez aseguran que usan sus móviles justo antes de quedarse dormidos (39%) o tan pronto como se despiertan (39%).

Si bien los factores externos pueden alterarse para mejorar el sueño, algunos elementos están fuera del control de una persona. En la V Encuesta del Sueño de Philips, los encuestados informaron de porcentajes más bajos en insomnio, ronquidos, trastornos del trabajo debido a los turnos y dolor crónico, pero la apnea del sueño se mantiene en torno al 10 por ciento.

Así, de las personas con apnea del sueño, el 51 por ciento dijo que este trastorno respiratorio está afectando a sus relaciones. Además, el 48 por ciento de las personas con apnea del sueño reconocieron que el dormir mejor estaba fuera de su control, a pesar de que existen diferentes soluciones para tratarlo.

Sin embargo, este estudio refleja que un 60 por ciento está interesado en recibir nuevas informaciones y estrategias que les ayuden a dormir mejor. Dentro de estas estrategias, la más común para conciliar el sueño sigue siendo ver la televisión (33%).

Para leer más