3 de octubre de 2014

¿Dónde estoy?: amnesia global transitoria

¿Dónde estoy?: amnesia global transitoria
GETTY/IPGGUTENBERGUKLTD

MADRID, 3 Oct. (Infosalus/EP) -

   En esta afección se encuentra alterado el hipocampo, una estructura de la parte interna del lóbulo temporal en el cerebro. Se resuelve en horas sin dejar secuelas y el episodio en sí mismo se olvida. Se desconocen los mecanismos que la desencadenan aunque se ha asociado a factores estresantes o cambios en la rutina.

¿QUÉ ES LA AMNESIA GLOBAL TRANSITORIA? 

Según explica a Infosalus David Pérez, neurólogo y director de la Fundación del Cerebro, la amnesia global transitoria es un trastorno benigno sin un desencadenante claro en el que durante unas horas deja de funcionar el mecanismo que transforma la memoria a corto plazo en memoria a largo plazo, lo que impide la persistencia de la memoria.

   "Quienes sufren un episodio de amnesia global transitoria se muestran confusos, no saben qué es lo que están haciendo y por qué, aunque recuerdan su identidad y la de sus familiares, así como su pasado", explica Pérez, jefe de la sección de Neurología del Hospital Universitario Infanta Cristina de la Comunidad de Madrid.

   Según señala el neurólogo, este tipo de amnésicos muestra una conducta reiterativa basada en su imposibilidad de recordar y así cada 5 a 10 minutos interrogan una y otra vez a quienes les acompañan sobre qué están haciendo y por qué, dónde están y qué está sucediendo.

   En la amnesia global transitoria se ve alterada la estructura cerebral clave para la memoria: el hipocampo, que se sitúa en la parte interna del lóbulo temporal. Aunque se resuelve en horas sin dejar secuelas y el episodio en sí mismo se olvida, se desconocen los mecanismos que desencadenan esta amnesia transitoria aunque se asocian a factores estresantes o cambios en la rutina.

DESCARTAR OTRAS CAUSAS

   La amnesia global transitoria no es un fenómeno infrecuente y su prevalencia puede oscilar entre los 3 a 5 casos por cada 100.000 habitantes. El fenómeno puede suceder a cualquier persona, sea hombre o mujer, y Pérez advierte que no es una somatización sino un fenómeno orgánico dado que así lo muestran las pruebas de neuroimagen.

   "En las mujeres puede deberse más al factor emocional mientras que en hombres intervienen los esfuerzos físicos elevados y también los aspectos emocionales", añade el neurólogo.

   Suele producirse en personas de entre los 30 y los 50 años, por lo que cuando los pacientes son muy jóvenes o muy mayores debe descartarse la posibilidad de que estos síntomas que se asemejan a los de la amnesia global transitoria no sean en realidad fruto de un trastorno como la epilepsia (en los más jóvenes) o algún problema vascular (en los más mayores).

TRATAMIENTO DE LA AMNESIA GLOBAL TRANSITORIA

   La mayoría de personas que lo sufren son llevados a los servicios de urgencias por algún familiar, amigo o vecino. En los centros clínicos se descarta la posibilidad de que sea un cuadro distinto a la amnesia global transitoria a través de pruebas de neuroimagen, electroencefalograma, analítica general y electrocardiograma.

   "Entre las 12 y las 24 horas el paciente vuelve a su vida normal. Lo habitual es que el episodio dure entre 4 y 6 horas como mucho y rara vez se extiende hasta las 12 o 24 horas, en estos casos los especialistas sospechan que estos síntomas de amnesia tengan otro origen", apunta Pérez.

   Al resolverse en pocas horas si se ha producido sin acudir a urgencias, lo que a menudo también puede suceder, se recomienda a la persona que acuda a un neurólogo.

SIMILITUDES CON LAS AURAS MIGRAÑOSAS

   En las pruebas de neuroimagen que se realizan el cerebro presenta la estructura normal pero la medicina nuclear permite observar las áreas más o menos activas en este órgano. Se observa entonces una disminución del flujo sanguíneo y de la actividad del hipocampo que en realidad es una consecuencia y no el origen de la amnesia.

   Como señala Pérez, aún se desconocen sus causas aunque las teorías que se han planteado hasta el momento apuntan a un fenómeno de falta de riego, como una isquemia transitoria o a las crisis epilépticas. Sin embargo, estas hipótesis no se han podido probar. Además, las personas que sufren amnesia global transitoria no tienen más riesgo de ictus ni de crisis epilépticas con posterioridad a este episodio de amnesia que rara vez se repite.

   "La teoría que ahora se está estudiando más es la que apunta a un fenómeno similar al que se produce en los momentos anteriores a las crisis de migraña, la conocidas como 'auras migrañosas'", explica el neurólogo.

   Los estudios de tomografía computarizada de emisión monofotónica (SPECT, por sus siglas en inglés) y de resonancia magnética funcional (RMF) muestran características similares entre las auras migrañosas que afectan al lóbulo temporal y la amnesia global transitoria, sin embargo, también esta teoría sigue bajo estudio.

   El fenómeno es aislado, se produce una única vez en la vida, es benigno y supone la alteración de la memoria que no puede almacenarse del corto al largo plazo, lo que produce una amnesia temporal de ese tiempo en el que se produce y se descartan otras posibles causas a través de la resonancia magnética y el electroencefalograma.