31 de marzo de 2014

Las distrofias endoteliales, especialmente la de Fuchs, son la causa más frecuente de la patología el endotelio corneal

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El endotelio corneal, la capa más profunda de la córnea, está formada por una sola capa celular que tiene una escasa y casi nula capacidad de multiplicarse. "Una de las causas más frecuentes de enfermedad endotelial son las distrofias endoteliales, especialmente la de Fuchs", ha explicado el doctor José Manuel Benítez del Castillo, jefe de la Unidad de Superficie e Inflamación Ocular del Servicio de Oftalmología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, quien ha participado en la XII Reunión Anual del GESOC.

   Esta enfermedad hereditaria provoca que el descenso en la densidad celular vaya más rápido de lo correspondiente a la edad del paciente, por lo que la córnea se edematiza alrededor de los 60 años. La otra causa más común de enfermedad endotelial es el traumatismo iatrogénico resultante de una cirugía de catarata, "sobre todo si la intervención se realiza en pacientes con distrofia previa o tras cirugías complicadas", apunta el mismo experto.

   "El número de células del endotelio corneal va disminuyendo con la edad. Cualquier traumatismo o cirugía acelera esta disminución, haciendo que la córnea se haga más gruesa por retención de humor acuoso y provocando que el paciente pierda la transparencia de la córnea y, por lo tanto, la visión", ha indicado Benítez del Castillo.

   El tratamiento de estas patologías hasta el momento se basaba únicamente en la queratoplastia penetrante, que consiste en el trasplante de todas las capas de la córnea, "pero actualmente se realizan trasplantes en los que solo se sustituye la capa enferma, en este caso el endotelio" ha destacado el doctor. En la actualidad, se está investigando en el cultivo de células endoteliales para combatir su casi inexistente capacidad de regeneración.

   En este sentido, el doctor Jesús Merayo, de la Universidad de Oviedo ha concluido respecto a las últimas novedades que "los profesionales sanitarios cuentan con nuevas herramientas diagnósticas basadas tanto en biomarcadores como en instrumentos ópticos y optométricos que permiten un diagnóstico precoz y la personalización de tratamientos. Además, es extremadamente importante el cuidado post-operatorio, para el que contamos con nuevos sustitutos lagrimales que se van adaptando cada vez más a las necesidades de cada paciente".

   El encuentro, que ha congregado a más de 800 profesionales involucrados en la salud ocular, tenía como objetivo actualizar los conocimientos sobre los últimos avances en el abordaje de las patologías del endotelio corneal. "El objetivo de la reunión es profundizar en el conocimiento del endotelio corneal y sus patologías desde los aspectos más básicos hasta las últimas modalidades terapéuticas", añade la doctora Ana Boto, del Hospital Universitario La Paz y coordinadora científica del evento.