11 de noviembre de 2014

Diseñan de un sensor que detecte nanopartículas adulterantes en alimentos

CÓRDOBA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El profesor Miguel Valcárcel y la doctora Laura Soriano, del Departamento de Química Analítica de la Universidad de Córdoba (UCO) e investigadores del Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario (ceiA3), colaboran en el diseño de un sensor que detecte nanopartículas adulterantes en alimentos y cosméticos.

Según ha informado el ceiA3, envases inteligentes con nanoarcillas, bebidas enriquecidas con vitaminas, cremas antiarrugas con oro y hasta calcetines con plata que los hacen inodoros, las nanopartículas están presentes en infinidad de productos de consumo y la legislación europea trata de poner orden a su uso con el objetivo de garantizar la salud pública y medioambiental.

En esa búsqueda cuenta con el apoyo de los integrantes del proyecto Instant, procedentes de cuatro universidades europeas, un centro científico alemán y cinco pequeñas y medianas empresas de la Unión Europea (UE), que desde hace casi tres años trabajan juntos para diseñar un sensor que permita detectar la presencia y concentración real de nanopartículas en alimentos y cosméticos.

Según han explicado el profesor Miguel Valcárcel y la doctora Laura Soriano, responsables de uno de los paquetes de trabajo más cruciales del proyecto, el empleo de innovadores disolventes en el ámbito de la química verde, como son los líquidos iónicos y el uso de filtros formados por nanotubos de carbono, constituyen las principales claves del éxito en la separación y preconcentración de nanopartículas en alimentos y cosméticos de una manera económica y más eficiente.

Actualmente están consolidando un dispositivo que permita automatizar y miniaturizar dichos procesos analíticos y poder ser controlado informáticamente y fácilmente reprogramado, sin que su usuario tenga conocimiento de ello. El nuevo sensor, que esperan patentar en el plazo de un año, podrá ser usado en controles de calidad e inspecciones sanitarias por ser una herramienta de bajo coste y portátil.

El Proyecto Instant está enmarcado en el VII Programa Marco de la UE y cuenta con un presupuesto de casi cinco millones de euros, siendo uno de los más importantes de la Universidad de Córdoba, cuya contribución asciende a más de medio millón de euros.