28 de junio de 2019

Diseñan un mapeo corporal en 3D que podría identificar y tratar órganos y células dañadas

Diseñan un mapeo corporal en 3D que podría identificar y tratar órganos y células dañadas
Tejido adiposo blanco con adipocitos blanco y beige (la tinción púrpura identifica las células beige) para el control y las muestras eliminadas con TLE3.VILLANUEVA LAB - ARCHIVO

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Purdue (Estados Unidos) han desarrollado una tecnología de mapeo en 3D para monitorear y rastrear el comportamiento de las células y tejidos diseñados por ingeniería, que han sustituido a órganos y células dañadas en pacientes con enfermedades debilitantes.

Con frecuencia, después del diagnóstico y tratamiento del cáncer y otras enfermedades, los órganos y las células de los pacientes pueden permanecer curados pero dañados al mismo tiempo como consecuencia de estas patologías. De hecho, uno de los mercados médicos de más rápido crecimiento es el de curar y/o reemplazar órganos y células que ya han sido tratados, pero que siguen siendo dañados por el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y otros problemas médicos.

Se espera que el mercado mundial de la ingeniería de tejidos alcance los 11.500 millones de dólares (10.100 millones de euros) en 2022 a nivel mundial. Sin embargo, los responsables de esta nueva investigación apuntan que el mercado sigue enfrentándose a un gran reto: "cómo supervisar y probar continuamente el rendimiento de los tejidos y las células modificados para sustituir a los dañados".

"Mi esperanza es ayudar a millones de personas necesitadas. La ingeniería de tejidos ya proporciona nuevas esperanzas para los trastornos difíciles de tratar, y nuestra tecnología trae aún más posibilidades", explica Chi Hwan Lee, el líder de este trabajo, que se ha publicado en la revista 'ACS Nano'.

Su equipo ha conseguido crear una estructura de tejidos con conjuntos de sensores en un diseño apilable que puede monitorear las actividades electrofisiológicas de células y tejidos. La tecnología utiliza la información para producir mapas en 3D que realizan un seguimiento de la actividad.

"Este dispositivo ofrece un conjunto de opciones potenciales para monitorizar la función de las células y los tejidos después de los trasplantes quirúrgicos en cuerpos enfermos o dañados. Nuestra tecnología ofrece diversas opciones de detección y funciona en ambientes internos húmedos que son típicamente desfavorables para los instrumentos electrónicos", asegura Lee.

Su dispositivo permite que toda la estructura permanezca a flote en el medio de cultivo celular, proporcionando un aislamiento completo del instrumento electrónico completo de las condiciones de humedad dentro del cuerpo. Lee y su equipo han estado trabajando para probar el dispositivo en terapias con células madre con aplicaciones potenciales en el tratamiento regenerativo de enfermedades.

Contador

Lo más leído