13 de marzo de 2019

Dirigirse a células similares a las células madre podría prevenir la recurrencia del cáncer de ovario

Dirigirse a células similares a las células madre podría prevenir la recurrencia del cáncer de ovario
FLICKR/ED UTHMAN - ARCHIVO

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El cáncer de ovario no es la forma más común de cáncer, pero se encuentra entre las más mortales porque alrededor del 70 por ciento de los casos se repiten. Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Pittsburgh (Pitt), el Centro de Cáncer UPMC Hillman, el Instituto de Investigación de la Mujer Magee (MWRI, por sus siglas en inglés), todos en Estados Unidos, y varias otras instituciones colaboradoras se centró en la raíz de la recurrencia con nuevos medicamentos dirigidos a aniquilar células de cáncer de ovario similares a las células madre.

El estudio, publicado este martes en la revista 'Cell Reports', identifica un nuevo fármaco experimental, 673A, que mata específicamente las células similares a las células madre que tienden a persistir después de la quimioterapia. En un modelo de ratón de cáncer de ovario, el tratamiento combinado con 673A y quimioterapia resultó en tasas de supervivencia significativamente mayores.

"Se puede pensar que las células similares a las células madre son semillas. Echaron raíces y se convirtieron en una planta", pone como ejemplo Ronald Buckanovich, profesor de Medicina en Pitt, director del Centro de Excelencia del Cáncer de Ovario en MWRI y codirector del Centro de Investigación del Cáncer de la Mujer. "Me gusta especialmente la analogía con el diente de león. Cuando tratamos el cáncer, básicamente estamos cortando el césped. Pero el problema es que los dientes de león siempre regresan", añade.

La quimioterapia destruye entre el 90 y el 99 por ciento de las células cancerosas, pero debido a que deja atrás células similares a las madre, el cáncer puede volver. Todo lo que se necesita son 11 células cancerosas similares a las células madre para formar un tumor, afirma Buckanovich. En comparación, es posible trasplantar 50.000 células cancerosas no similares a células madre y no tener un tumor.

El fármaco de Buckanovich, 673A, mata estas células similares a las madre al atacar la vía ALDH, en la que se basan las células para eliminar las toxinas que producen al multiplicarse tan rápidamente. El tratamiento de un cáncer de ovario con 673A mata solo entre el 3 y el 5 por ciento de las células, pero dado que son las células similares a las madre, esto es como un ataque. Y, agrega Buckanovich, no es tóxico para los ratones.

POTENCIALMENTE SE PUEDE REDUCIR LA TOXICIDAD PARA LAS PACIENTES

En ratones que fueron inyectados con células de cáncer de ovario humano, el 60 por ciento de los animales tratados con quimioterapia y 673A estaban libres de cáncer seis meses después, en comparación con el 10 por ciento de los ratones tratados solo con quimioterapia.

Incluso más sorprendente, según Buckanovich, 673A fue igual de eficaz contra los tumores resistentes a la quimioterapia. Cuando a los roedores inyectados con estas células tenaces se les administró 673A junto con quimioterapia, casi dos tercios de ellas estaban en remisión seis meses después.

En comparación, todos los ratones en el grupo de solo quimioterapia murieron durante este mismo periodo de tiempo. Dado que el cáncer de ovario comúnmente desarrolla resistencia a la quimioterapia, este nuevo medicamento tiene el potencial de mejorar las tasas de mortalidad para este cáncer mortal.

Pero Buckanovich advierte que se debe hacer más trabajo antes de que el 673A esté listo para el mercado. En este momento, no dura mucho en el cuerpo y necesita una mejor solubilidad, además de que debe probarse en humanos. Pero, de manera más optimista, señala que 673A es diez veces más efectivo para matar células similares a las madre que el inhibidor de ALDH anterior, y su capacidad para aumentar la efectividad de la quimioterapia es realmente alentadora.

"Es como que uno más uno equivale a diez --apunta Buckanovich--. Eso fue realmente sorprendente para mí, lo sinérgicos que eran los dos medicamentos. Eso es importante porque significa que potencialmente se puede usar dosis más bajas y reducir la toxicidad para los pacientes".

Para leer más