25 de agosto de 2014

Diez consejos para la buena hidratación y alimentación del jugador de pádel

Diez consejos para la buena hidratación y alimentación del jugador de pádel
ANDRÉS NIETO PORRAS/ FLICKR

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Las personas que juegan al pádel deben llevar además de una hidratación adecuada, una alimentación equilibrada, lo cual les permitirá tener las necesidades energéticas necesarias para dar lo mejor se sí mismo durante el partido.

   Por ello, el entrenador de jugadores de pádel de Star Vie, Jorge Martínez, ha elaborado una serie de pautas que las personas que practiquen este deporte deben tener en cuenta para rendir lo mejor posible en la pista:

   1. Dos horas antes de hacer ejercicio es importante beber en torno al medio litro de agua o bebida isotónica para conseguir unos niveles óptimos de hidratación y para reducir la temperatura corporal. Además, después de esas dos horas se debe beber pequeños sorbos cada 20 minutos aunque no se tenga sed.

   2. Mientras se está realizando ejercicio hay que beber continuamente  para recuperar el agua que se va perdiendo por la sudoración y así mantener los niveles de glucosa en sangre.

   3. Al finalizar, es importante rehidratarse para reponer todo lo perdido. La pérdida de peso que se haya sufrido durante el juego es la que determinará la cantidad que se necesita beber, pero lo recomendable es ingerir el 150 por ciento.

   4. También para los deportistas, es aconsejable hacer cinco comidas al día, siendo la más importante el desayuno.

   5. El 60 por ciento de la alimentación del jugador de pádel debe estar basada en hidratos de carbono como el pan, el arroz, o la pasta, ya que estos aportan la energía esencial en los momentos de la actividad física.

   6. Además la dieta debe incluir un 15 por ciento de proteínas que se encuentran en la carne o en el pescado para construir y regenerar los tejidos.

   7. Tampoco pueden faltar las grasas (mejor las insaturadas), que deben componer el 25 por ciento de la dieta del deportista y que se encuentran en los aceites vegetales, al igual que las vitaminas y los minerales que son aportadas por la fruta y la verdura

   8. Tres horas antes de un partido no se deben ingerir alimentos sólidos, sin embargo, con anterioridad se debe haber tomado una comida rica en carbohidratos complejos para aportar energía.

   9. Durante los descansos del juego, se pueden consumir ligeros tentempiés par ayudar a equilibrar los descensos de glucosa, como la manzana o el plátano.

   10. Una vez terminado el partido se recomienda consumir alimentos ricos en carbohidratos para reponer las reservas de glucógeno.