4 de marzo de 2019

La dieta mediterránea reduce el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular en la población diabética

La dieta mediterránea reduce el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular en la población diabética
PIXABAY - ARCHIVO

   MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La dieta mediterránea reduce el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular, incluso en poblaciones que incluyen personas con diabetes, según las conclusiones de una investigación del CIBEROBN, llevado a cabo en la Universidad Rovira i Virgili conjuntamente con la Universidad de Toronto y comisionado por el Diabetes and Nutrition Study group (DNSG) de la European Foundation for the Study of Diabetes (EASD).

   Los investigadores señalan que existe una falta de conocimiento en relación al papel que juega la dieta Mediterránea en la prevención de la enfermedad cardiovascular en personas con diabetes. Por este motivo, con el objetivo de poder desarrollar recomendaciones basadas en evidencia científica, el grupo liderado por Jordi Salas-Salvadó, del estudio de la Diabetes y Nutrición (DNSG) de la EASD ha llevado a cabo una revisión sistemática y meta-análisis de estudios prospectivos y ensayos clínicos para resumir la evidencia disponible.

   Después de evaluar 2.593 potenciales estudios para su inclusión en el metaanálisis (análisis estadístico complejo que intenta resumir los resultados de diferentes estudios), finalmente 41 fueron seleccionados para la síntesis cuantitativa.

   Los resultados provenientes de ensayos clínicos sugieren que la DM reduce el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular total e infarto de miocardio. No obstante, no se pudo llevar a cabo un meta-análisis para la incidencia y mortalidad por enfermedad coronaria o ictus ni por mortalidad por infarto de miocardio por la falta de estudios al respecto.

   Los resultados provenientes de estudios prospectivos de cohorte fueron en la misma línea. Los individuos que tenían una adherencia mayor a la dieta Mediterranea tenían menor riesgo de desarrollar o morir por diferentes causas de enfermedad cardiovascular, con excepción de mortalidad por ictus, en comparación con aquellos individuos con una adherencia baja.

   Según el estudio, la adopción de un patrón dietético mediterráneo tiene un papel beneficioso reduciendo el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular en poblaciones que incluyen individuos con y sin diabetes.

   No obstante, los investigadores señalan la importancia de analizar en el futuro los efectos de la dieta Mediterránea sobre la prevención de la enfermedad cardiovascular únicamente en individuos con diabetes, los cuales, teniendo en cuenta los presentes resultados, se podrían beneficiar de la adopción de este patrón dietético saludable.

   Los mecanismos exactos por los que la dieta Mediterránea reduce el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular no se conoce de forma exacta. Parece ser que su alto contenido en grasas saludables (monoinsaturadas y poliinsaturadas), fibra y polifenoles, pueden actuar de forma sinérgica modulando de forma beneficiosa diferentes factores de riesgo cardiovascular tales como el perfil lipídico, la presión arterial, los niveles de glucosa y el peso corporal.

Contador