21 de abril de 2009

El diagnóstico de la epilepsia puede tardar hasta un año después de la primera crisis, según estudio

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con epilepsia son diagnosticados hasta un año después de que sufran la primera crisis, ya que la mayor parte de ellos (65%) son atendidos en los servicios de Urgencias, según se desprende de los resultados del estudio 'Epilive', realizado por Laboratorios UCB Pharma, que se presentarán en el marco de un curso sobre dicha patología que se celebra en mañana en Madrid.

Según los datos que maneja esta entidad, se estima que cada año se detectan en España más de 20.000 nuevos casos, en los que tanto un retraso en el acceso al neurólogo como un primer diagnóstico erróneo son los principales factores que retrasan el abordaje terapéutico de la epilepsia, lo que conlleva "un mayor consumo de recursos sanitarios y aumenta los inconvenientes a la hora de responder ante las terapias tradicionales".

A día de hoy, informaron los autores del estudio en un comunicado, existe un importante desconocimiento sobre esta patología, lo que reduce en gran medida las posibilidades de realizar un diagnóstico precoz.

Además, los pacientes con epilepsia deben hacer frente a un grave estigma derivado la discriminación social, a pesar de que aproximadamente el 70 por ciento de estos pacientes pueden disfrutar de "una vida plena, sin crisis, gracias a la administración de tratamientos antiepilépticos".