3 de julio de 2014

Los diabéticos tipo II que usan bomba de insulina reducen un 1,1% su hemoglobina glicosilada que con las inyecciones

Los diabéticos tipo II que usan bomba de insulina reducen un 1,1% su hemoglobina glicosilada que con las inyecciones
MEDTRONIC

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con diabetes tipo II que usan bomba de insulina consiguen reducir un 1,1 por ciento sus niveles de hemoglobina glicosilada (A1C) que con las inyecciones múltiples diarias, con las que sólo se consigue una disminución del 0,4 por ciento.

Así lo ha mostrado el estudio internacional 'OpT2mise', realizado por Medtronic' y publicado en 'The Lancet', el mayor realizado para evaluar la eficacia de la terapia con bomba de insulina, en relación con las múltiples inyecciones de insulina en pacientes diabéticos tipo II y bajo control glucémico.

En este sentido, en la investigación, en la que han participado 331 pacientes con edades comprendidas entre los 30 y 75 años, la mejora en el control glucémico se consiguió sin que apareciera episodio alguno de hipoglucemia severa. Asimismo, los pacientes tratados con bomba redujeron su dosis diaria de insulina en más de un 20 por ciento y no se registraron diferencias de aumento de peso entre ambos grupos de pacientes.

"Muchos pacientes con diabetes tipo 2 no consiguen lograr un correcto control glucémico a través del seguimiento de un régimen farmacológico intenso, incluyendo el empleo de insulina inyectada diariamente. Este grupo de pacientes es de un tamaño considerable y difícil de tratar, circunstancias que a menudo deparan complicaciones costosas. Para esos pacientes, las bombas de insulina suponen una opción de tratamiento novedosa y esencial. Ahora se demuestran los significativos beneficios que para ellos genera esta terapia", ha asegurado el experto del Hospital Universitario de Caen (Francia), Yves Reznik.

Finalmente, la vicepresidenta de Global, Clinical and Medical Affairs de Medtronic Diabetes, Francine R. Kaufman, ha destacado la importancia de la colaboración con expertos de "todo el mundo" para construir evidencias clínicas que ayuden a guiar las terapias para estos pacientes,

"Este estudio es el último ejemplo de este liderazgo clínico. Este estudio tiene potencial para mejorar el acceso de muchas personas con diabetes tipo 2 a una terapia beneficiosa para ellos, la bomba de insulina", ha zanjado Kaufman.

Para leer más