Una diabetes mal controlada incrementa un 2,9 la posibilidad de padecer periodontitis

Una diabetes mal controlada incrementa un 2,9 la posibilidad de padecer periodontitis
8 de noviembre de 2018 PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

La enfermedad periodontal produce una respuesta inflamatoria que provoca la destrucción de los tejidos periodontales y la diabtes, asociada con niveles sistémicos elevados de marcadores inflamatorios, incrementa la inflamación y acelera la destrucción de los tejidos de soporte periodontal, ha indicado el miembro de la Unidad de Odontología Integral de Vithas Internacional, el doctor Ramón de Santos.

Según datos de la Sociedad Española de Periodoncia, las personas con diabetes mal controlada, tanto tipo 1 como tipo 2, tienen un riesgo 2,9 veces mayor de padecer periodontitis.

"La relación entre ambas patologías es bidireccional, la diabetes incrementa el riesgo de sufrir enfermedades periodontales pero estas también pueden afectar a la diabetes y al control de la glucemia", ha explicado De Santos.

La enfermedad periodontal supone la pérdida de las encías y el hueso que rodean al diente. Se produce por causas diversas, principalmente por una infección ocasionada por diversos tipos de bacterias, aunque también pueden influir otros factores, como la genética, el apiñamiento de los dientes, el tabaquismo o unas medidas de higiene oral incorrectas.

Tiene a convertirse en un cuadro crónico. En el caso de los pacientes diabéticos, no realizar el abordaje oportuno puede comprometer el control de la glucosa y aumentar la resistencia a la insulina.

TRATAMIENTO DE LA PERIODONTITIS

Aunque el hueso que se ha perdido no se puede recuperar, sí es posible detener la progresión de la enfermedad, por lo que es fundamental tratarla cuanto antes.

El tratamiento consiste en realizar un raspado y alisado radicular. "Eliminamos las bolsas de bacterias mediante un aparato de ultrasonidos, curetas y pulidores. Se trata de un procedimiento que no resulta doloros y puede efectuarse con anestesia local", ha apuntado el especialista, que ha añadido que el estado de las encías mejora en sólo tres o cuatro días.

En casos más avanzados, puede ser necesaria una pequeña intervención quirúrgica, tratamiento que puede completarse con antibióticos y, según cada caso, puede ser recomendable el uso de férulas de descarga.

Para las personas que tienen diabtes, el especialista ha recomendado mantener las revisiones profesionales anuales con su odontólogo y prestar atención especial a síntomas como el sangrado de encías, mayor sensibilidad al frío, halitosis o retracción de encías.

"El paciente debe ser consciente de su problema y asumir que, tras el tratamiento inicial, deberá realizarse limpiezas de mantenimiento periodontal de forma periódica para que la terapia resulte eficaz", ha concluido el experto.

Contador