15 de septiembre de 2019

Día Mundial de la Salud Prostática: problemas frecuentes y consejos para cuidarla

Día Mundial de la Salud Prostática: problemas frecuentes y consejos para cuidarla
Prostata.GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / PALMIHELP - ARCHIVO

MADRID, 15 Sep. (EDIZIONES) -

La próstata es una glándula que se encuentra únicamente en los varones y puede convertirse en una fuente de problemas de salud con la edad. Sin embargo, es una gran desconocida para el público general y su cuidado está infravalorado, situación que se intenta revertir este domingo con la celebración del Día Mundial de la Salud Prostática.

En primer lugar, es necesario dilucidar para qué sirve la próstata. Su función principal es"dar calidad al semen", indica en una entrevista con Infosalus el miembro de la junta directiva de la Asociación Española de Urología (AEU), el doctor Luis Prieto Chaparro, que también considera que "indudablemente se hacen necesarias campañas de concienciación más visibles" sobre la próstata.

La glándula se sitúa "a modo de 'abrazadera' en la salida de la vejiga", continúa el experto, que agrega que la próstata crece con la edad, lo que obstaculiza y dificulta la micción. "No todos los varones la desarrollan, muchos permanecerán sin síntomas", matiza el miembro de AEU, pero, "en su historia natural, su crecimiento puede provocar alteraciones no sólo en la micción, sino en la calidad de vida e, incluso, en la esfera sexual", clarifica el doctor Prieto.

Para explicar el desarrollo de la próstata hay varias teorías. El experto destaca "la influencia en determinados momentos de la acción hormonal de la hormona masculina testosterona, factores de crecimiento de la glándula y mecanismos inflamatorios".

PRINCIPALES PROBLEMAS QUE AFECTAN A LA PRÓSTATA

Los principales problemas que pueden afectar a la próstata son dos: la hiperplasia benigna de próstata (HBP) y el cáncer de próstata. En cuanto a la HBP, el doctor Prieto apunta a que es "la enfermedad prostática más frecuente" y conlleva multitud de síntomas.

"Dificultad o retardo en la micción, calibre miccional lento y fino, micción intermitente y prolongada, goteo postmiccional, sensación de vaciado incompleto de la vejiga, aumento de la frecuencia miccional, urgencia miccional y levantarse por la noche muchas veces a orinar o nocturia", revela el experto.

Pueden darse todos o algunos de estos síntomas en diversos grados, lo que puede llevar a "la retención de orina o a la insuficiencia renal en casos avanzados", expone el doctor Prieto, que reconoce que "puede afectar mucho a la calidad de vida".

"La instauración de los síntomas es generalmente progresiva en el tiempo, aunque a veces surgen complicaciones que llevan a la retención urinaria y necesidad temporal de sondaje y/o cirugía en algunos casos", explica el miembro de la junta directiva de AEU.

Sin embargo, el doctor Prieto llama a la calma en este sentido porque "como los síntomas son muy variables respecto a su gravedad, hay un gran espectro de situaciones personales y tranquiliza que los urólogos disponemos de diversos tratamientos médicos escalonados y eficaces para cada situación antes de instaurar un tratamiento quirúrgico".

Las situaciones que desembocan en una cirugía son variadas. "La falta de respuesta al tratamiento medicamentoso, rechazo al mismo por efectos colaterales, infecciones urinarias refractarias, sangrado persistente con la orina, insuficiencia renal o cálculos en la vejiga", enumera el doctor Prieto.

En referencia al cáncer de próstata, la otra enfermedad prostática frecuente, consiste en "la degeneración maligna de las células de la glándula", detalla el experto, que alerta sobre la necesidad del diagnóstico precoz de la enfermedad. "Los urólogos diagnosticamos y tratamos sistemáticamente todos los estadios de esta frecuente y grave enfermedad", comenta el experto.

TABÚ

El escollo con el que cuentan las dolencias de la próstata es que, para los varones, este asunto puede ser un tabú. Así lo especifica el doctor Prieto. "Una dificultad añadida es la introspección de problemas de salud en los varones", avisa el experto, que lo compara con lo que sucede en el sexo femenino, "altamente sensibilizado con la enfermedad de la mama".

"Los problemas con la próstata se asocian al envejecimiento, por lo que el hombre enmascara los síntomas y no quiere reconocer que ocurre algo que tiene un problema, demorando las consultas o los estudios. Por ello vemos a veces situaciones que a las que ocasionalmente se le agrega gravedad por ello", lamenta el doctor Prieto.

En este contexto, la recomendación general para la población de la Asociación Española de Urología establece que debe estudiarse, en primer lugar, a los varones de 50 años para valorar su riesgo de cáncer de próstata, especialmente si tienen síntomas urinarios.

También hay que valorar a los varones de 45 años que tienen alto riesgo de cáncer de próstata. Entre este grupo se encuentran aquellos que tienen parientes de primer grado, es decir, padre o hermano, que recibieron un diagnóstico de cáncer de próstata con menos de 65 años. Por último, la recomendación también incluye a los hombre de 40 años con un riesgo aún mayor, que son los que tienen más de un pariente de primer grado que ha tenido cáncer de próstata a una edad temprana.

TRAS LA VALORACIÓN

"Después de esta valoración por su urólogo, los varones que quieran hacerse las pruebas de detección deben someterse a la prueba sanguínea del antígeno prostático específico (PSA). El tacto rectal también se puede hacer como parte de las pruebas de detección", continúa el doctor Prieto.

Si no se encuentra cáncer de próstata con estas pruebas de detección, "el período de tiempo entre futuras pruebas depende de los resultados de la prueba sanguínea de PSA", detalla el miembro de la junta directiva de AEU. Así, los que tienen un PSA de menos de 2,5 nanogramos por mililitro (ng/mL) sólo necesitarán someterse a la prueba cada dos años, mientras que con un nivel de PSA de 2,5 ng/mL o más deberán hacérsela cada año.

"También tenemos más precisión con los análisis que nos orientan con el Cociente PSA libre/PSA total para discriminar cáncer de próstata respecto a crecimiento prostático benigno, que muchas veces coexiste y solapa los valores de los análisis del PSA", completa el experto. En este caso, "si el cociente PSA libre/PSA total es menor que 0,10, en él encontraremos 50 por ciento de posibilidades de encontrar cáncer de próstata; si es de un valor mayor de 0,25, sólo en el 8 por ciento se detecta", señala el doctor Prieto.

CONSEJOS PARA CUIDAR LA PRÓSTATA

El miembro de la junta directiva de AEU proporciona una serie de recomendaciones para el cuidado de la próstata. "Los objetivos del tratamiento se dirigen a disminuir la sintomatología, evitar la aparición de eventos clínicos de complicación, como la retención aguda de orina y necesidad de cirugía y, en esencia, mejorar la calidad de vida", especifica el doctor Prieto.

Así, "el primer paso para cuidar la próstata es realizar una alimentación equilibrada y reducir la obesidad aumentando el ejercicio físico", comenta el doctor Prieto. Además, "de forma preventiva con sus limitaciones", matiza el experto, "recomendamos evitar los alimentos picantes y moderar o evitar la ingesta de bebidas alcohólicas, debido al efecto diurético e irritante que poseen a nivel vesical, influyendo negativamente en la frecuencia y urgencia miccional".