14 de noviembre de 2019

Día Mundial de la Diabetes: ¡Ojo si eres diabético!: Los 3 factores que hacen que se nos descompense el azúcar

Día Mundial de la Diabetes: ¡Ojo si eres diabético!: Los 3 factores que hacen que se nos descompense el azúcar
SEEN presenta una campaña para explicar los diferentes tipos de diabetes que se pueden dar dentro de una misma familia - GETTY IMAGES / MIODRAG GAJIC - ARCHIVO

MADRID, 14 Nov. (EDIZIONES) -

La diabetes mellitus es una enfermedad que afecta a muchas personas de nuestro entorno, y afectará a cada vez más y más gente si no nos cuidamos y mantenemos en muchos casos un estilo de vida y una dieta saludables. Lo bueno que tiene la diabetes es que, si se controla, y nos cuidamos, se puede llevar una vida prácticamente normal.

Para ello, una persona con diabetes deberá modificar hábitos, efectuar controles y autoadministrarse un tratamiento que, en ocasiones, tiene cierta complejidad. "La evolución de la enfermedad dependerá de que todo esto se haga bien y, por tanto, la gestión del enfermo respecto a toda esta problemática será determinante", defiende Enric Esmatjes, doctor en Medicina y especialista en Endocrinología y Nutrición.

En una entrevista con Infosalus, el también jefe de la Unidad de Diabetes del Hospital Clinic de Barcelona, y profesor asociado de la Universidad de Barcelona (UB), avisa de que una persona con diabetes puede descompensarse de forma más o menos aguda, por cualquier factor que le genere estrés, por ejemplo una infección, un infarto, o un ictus, entre otras.

"No podemos olvidar el efecto de no seguir el tratamiento prescrito, especialmente si se trata de la insulina, o la adición de fármacos que potencialmente pueden hacer subir el azúcar. A más largo plazo el factor determinante será la ganancia de peso por seguir una dieta inadecuada y hacer menos ejercicio", apunta este experto como factores que pueden hacer que se descompense el azúcar en estos enfermos.

En su libro 'La Diabetes' (Amat Editorial), de reciente publicación, Esmatjes recuerda que la diabetes es una enfermedad que se caracteriza por un aumento de los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre debido a que el páncreas no produce insulina, o bien a que el organismo no la utiliza adecuadamente.

Es una enfermedad crónica para la que todavía no se ha logrado la curación. En España 6 millones de personas padecen diabetes, según datos de la Federación Española de Diabetes (FEDE). La hay principalmente de varios tipos:

- Diabetes Mellitus tipo 1: Falta total de insulina. es una enfermedad autoinmune crónica que se caracteriza porque el páncreas pierde la capacidad de generar insulina. Todas las personas que la padecen lo saben. No hay posibilidad de prevención. Las personas con diabetes tipo 1 requerirán la administración de insulina a diario de por vida.

Entre el 5% y el 10% de las personas con diabetes en el mundo padecen este tipo de la enfermedad. Parece que existe cierto componente genético en la predisposición a desarrollarla.

- Diabetes Mellitus tipo 2: La mitad de las personas que la padecen lo desconocen porque inicialmente no presenta síntomas. Se puede prevenir. Es el tipo más común de diabetes mellitus, siendo hasta 10 veces más frecuente que la diabetes tipo 1. Se recomienda evitar el sobrepeso y una actividad física regular.

La característica principal de esta enfermedad crónica es la presencia de unos niveles de glucosa en sangre elevados debido a la resistencia del organismo ante la insulina, lo que hace que aunque esta hormona esté presente en la circulación, las células no puedan utilizarla adecuadamente para introducir el azúcar en su interior.

TENER UN BUEN CONTROL DE LA DIABETES

Además, para tener un buen control de la diabetes, el endocrino ve necesario por un lado que el equipo médico adapte la mejor pauta de tratamiento a cada persona, le facilite los conocimientos apropiados y potencie sus habilidades y actitudes para conseguir la máxima autonomía posible.

Igualmente, ve imprescindible que la persona con diabetes, y también su familia, asuman este problema de salud y valoren las ventajas de un buen control, se impliquen y aprendan a cuidarse para prevenir complicaciones y mantener o mejorar la calidad de vida.

En concreto, Esmatjes cita que el tratamiento de la diabetes se basa en tres factores:

1.- Alimentación: saludable, variada y equilibrada para poder mantener un buen estado nutricional y un peso adecuado y ayudar a controlar la glucemia. La persona con diabetes deberá controlar los alimentos ricos en carbohidratos, también llamados 'glúcidos' o 'azúcares', directamente en cada comida o suplemento porque también repercuten directamente en el nivel de azúcar en sangre. Aquí se encontrarían las harinas, la fruta, la leche y la verdura.

2.- Los fármacos (entre los que menciona los hipoglucemiantes orales, la insulina y los análogos de 'GLP-1, que también se administran vía subcutánea). El equipo sanitario planificará el tipo de insulina o fármaco más apropiado para cada persona y recomendará el dispositivo más adecuado para el paciente.

3.- El ejercicio físico regular, sobre todo en personas con diabetes mellitus tipo 2, donde se debe potenciar su realización. En personas con diabetes mellitus tipo 1 el ejercicio no forma parte del tratamiento pero se puede adaptar la insulina o la alimentación para poder realizarlo.