22 de julio de 2019

Llevar a cabo tareas que te frustran mantiene tu cerebro joven

Llevar a cabo tareas que te frustran mantiene tu cerebro joven
Tarea frustrante, muy difícil.GETTY IMAGES / IMGORTHAND - ARCHIVO

   MADRID, 22 Jul. (EDIZIONES) -

   Preocuparse activamente por realizar ejercicio físico y comer correctamente suele considerarse suficiente para mantener la salud y envejecer de la mejor manera posible. Comúnmente es lo que se conoce como llevar un estilo de vida saludable. Sin embargo, a esta ecuación le falta un componente vital: la parte cognitiva y de entrenamiento cerebral.

   Así lo defiende la terapeuta ocupacional Catalina Hoffmann, que zanja que "envejecer es un arte que no te enseñan ni en el colegio, ni el la universidad, ni en el trabajo". Por lo tanto, y dado que "cumplimos años desde que nacemos", puntualiza la experta, ella siempre ha estado enfocada hacia la conexión entre cerebro y cuerpo según se cumplen años.

   La prevención de la salud cerebral debe comenzar a los 40 años, según la experta, porque "el cerebro, cuando cumples 40 años, sufre una fase de consolidación: su desarrollo en plenitud". En este contexto, la experta, que ha creado el 'Método Hoffmann', explica que el cerebro consta de tres áreas y que es el individuo el responsable del desarrollo del mismo.

   La primera de las áreas que distingue Hoffmann es la que está "totalmente" activa y sana porque es la que la persona suele utilizar y desarrollar, ya sea porque está relacionada con su área de estudio, sus preferencias o con su actividad laboral. Por ejemplo, un matemático tendrá muy desarrollada la zona del cálculo de su cerebro igual que una persona a la que le guste mucho leer podrá leer un libro de 300 páginas en un fin de semana.

   Por otra parte, "hay otra área del cerebro que puede estar lesionada", continúa Hoffmann. Sin embargo, esto no significa que se tenga una patología o una enfermedad, matiza la experta. "Lógicamente, si se tiene una enfermedad como el Alzheimer sí la vas a tener dañada, pero a lo mejor se han tenido microinfartos, o una presión arterial alta o la persona no oxigena suficiente porque no hace ejercicio físico", especifica la experta. Es decir, hay una zona cerebral que puede tener ciertas alteraciones.

ENTRENAR LO QUE NO TE GUSTA

   La última de ellas, que es a la que se dirige el 'Método Hoffmann', es la que la experta llama la de la reserva cognitiva. "Es un área cerebral sana pero inactiva porque la persona nunca la ha utilizado porque le cuesta muchísimo y le frustra utilizarla", apunta Hoffmann, que vierte su conocimiento sobre el asunto en 'Siempre joven con el Método Hoffmann' (Arcopress). Es decir, una persona que no sepa dibujar o pintar no lo hará porque, simplemente, no le sale bien y esa zona de su cerebro estará siempre olvidada y sin entrenar.

   En este sentido, el secreto para mantener un cerebro joven en un cuerpo que, también, irá envejeciendo mucho mejor, será entrenar las actividades que no gustan. "Esas zonas del cerebro, las que son más incómodas, las que hacen tareas que más cuestan, son las grandes aliadas en el momento de cumplir años, porque como son áreas cerebrales que están sanas, aunque estén inactivas, podemos activarlas". Además, "se puede enseñar a esas áreas cerebrales a conectar con las que están sanas y con las que están menos sanas", agrega la experta.

   "Entrenar el cerebro aporta años de calidad de vida", concluye Hoffmann, que considera que este enfoque de la longevidad es "muy necesario". "Lo mejor que te puede pasar es cumplir años. Todo lo que se invierta ahora en salud y bienestar en 10, 15 o 20 años se agradecerá un montón", resume.

Contador

Lo más leído