10 de febrero de 2015

Descubren estrategias de 'fracking' en los tejidos celulares vivos

BARCELONA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del Institut de Bioingenieria de Catalunya (Ibec) y de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) han descubierto que los tejidos vivos llevan a cabo estrategias de 'fracking' celular, que abren la puerta a nuevas aplicaciones biotecnológicas.

   El trabajo, que publica la revista 'Nature materials', señala que los tejidos epiteliales, los que recubren las superficies internas y externas del organismo, utilizan técnicas similares a la fractura hidráulica, que consiste en el uso de fluidos presurizados para fracturar el subsuelo y liberar petróleo y gas.

   "Se podría utilizar esta técnica para causar pequeñas fracturas reversibles en tejidos de difícil acceso, y usar estas fracturas para suministrar fármacos de forma controlada", ha indicado el líder del estudio e investigador principal del grupo de Dinámica Integrativa de Células y Tejidos del Ibec, profesor Icrea y asociado en la UB, Xavier Trepat.

   Si bien las consecuencias del 'fracking' en el susbsuelo son irreversibles, en el caso de los tejidos celulares "las rupturas hidráulicas se pueden reparar en menos de cinco minutos", ha afirmado la primera autora del trabajo, Laura Casares.

FRENTE A LAS DEFORMACIONES

   En condiciones normales, las presiones hidráulicas que se generan en el cuerpo no causan ningún problema, pero en condiciones patológicas o en tejidos envejecidos, el 'fracking' podría causar o agravar enfermedades inflamatorias que se caracterizan por la infiltración de fluido en los tejidos.

   Por ello, el equipo investigador desarrolló nuevas tecnologías para someter tejidos epiteliales a deformaciones mecánicas: "Queríamos entender cómo se comportan los tejidos vivos en respuesta a las deformaciones que experimentan como consecuencia del latido del corazón ode la respiración pulmonar", ha explicado Trepat.

   "Esperábamos que frente a deformaciones muy grandes los tejidos se fracturarían por exceso de tensión, tal y como otros científicos habían propuesto anteriormente. Sorprendentemente, descubrimos que se fracturaban por fracking", ha concluido.